El establecimiento aculillado con Petro

|   Opinion

Por: Jorge Enrique Cubillos Caicedo (*)

 

Las elecciones del Congreso y las consultas interpartidistas del 11 de marzo, dejarán a sólo 4 candidatos presidenciales con opción de pasar a segunda vuelta; Petro, como siempre atrevido y/u osado, desbarajustando los planes de Claudia López, Robledo y Clara López al sonsacarle líderes y militantes del sector de la izquierda que estaban con Fajardo y De la Calle; Fajardo que logrará mantenerse o flotar, al sacar una bancada de centro-izquierda aceptable, y la dupla el que ponga Uribe (Duque/Ramírez) de derecha y Vargas Lleras, que se denominará de centro-derecha.

Los persistentes en llegar al 27 de mayo (1ª Vuelta presidencial), lo harán o por dignidad/necedad/consuelo, o porque saben que los recursos que le asigne el Estado para sus gastos de campaña no contemplan devolución o reembolso, o porque aspiran a ser tenidos en cuenta por alguno de los (2) candidatos presidenciales que pasarán a la segunda vuelta el 17 de junio. Electores que creyéndose sagaces por querer interferir las consultas interpartidistas, de derecha e izquierda, harán el papel de idiotas al acrecentar la reposición de votos que tienen derecho dichos partidos ($).

En mi pasado artículo ¿Un kérenski colombiano?, anotaba, “la izquierda colombiana, se sentiría más efervescente, si el que pudiera pasar fuera Petro”. Cómo evolucionan las cosas. Petro, ha hecho trizas, la influencia de Claudia López, Robledo y Clara López dentro de la militancia o bases de la izquierda. En el mencionado artículo, también reseñaba que dicha izquierda colombiana, consideraba a Fajardo como “un liberaloide, ficha del sindicato antioqueño, burgués medio gomelo, indeciso, etc.”. He ahí el por qué no creció más Fajardo y se estancó De la Calle, que da lástima.

Los expresidentes, Gaviria y Samper, como siempre juegan a varias bandas; el primero supuestamente muy comprometido con De la Calle y el segundo perorando a favor de fuerzas de centro izquierda y progresistas (ese es un pseudo, o ¿2 pseudos?), pero en el fondo, protegiendo a los próximos delfines Simón Gaviria y Miguel Samper, incondicionales de Vargas Lleras. Ese es el porqué de lo que está pasando con Petro. El pueblo colombiano está mamado de la clase dirigente oligárquica tradicional liberal conservadora, que ahora se camufla con Cambio Radical y la U.

Una parte de una cita bíblica dice: “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos”.

Aunque los analistas dicen que para la segunda vuelta pasarán un candidato de la centro izquierda y otro de la centro derecha, por lo anteriormente referenciado, si participan en primera vuelta Petro, Fajardo, Duque/Ramírez, y Vargas, no se les haga raro que la centro izquierda se haga el harakiri y se autoliquide. La Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia, Consejo de Estado y Fiscalía, ya han tomado partido y les pesará.

Lo que hicieron con el resultado del plebiscito del 2 de octubre de 2016, es una ofensa y creen al pueblo colombiano idiota. Como han actuado dichos magistrados, es una blasfemia contra los principios fundamentales del derecho electoral y democrático. Ahora que han tomado la decisión de exonerar y exaltar a Iván Cepeda, condenando y poniendo en la picota a Álvaro Uribe, revolvieron el avispero. Queriendo truncar la campaña del Centro Democrático, lo que han hecho es potenciarla.

Herederos de Augusto Ibañez y Leonidas Bustos, sueñan con el siglo XXI, poder de los jueces.

Soy un liberal huérfano de mi partido. En protesta votaré en blanco. Que Vargas Lleras no cante victoria. Auguré que será el presidente para el 2018, pero no la tendrá fácil. Pasará igual que todos con más pena que gloria. Mis Puntos 1, 2, 3, 4, y 5 de mi programa de gobierno, es lo único que puede transformar a este país.

(*) Jorge Enrique Cubillos Caicedo. Magíster en Estudios Políticos, Universidad Javeriana.

Contacto: cubilloscaicedo@hotmail.com. El Twitter: @CubillosJorge.

Documental: Cantos de vaquería viven en el Meta