“La renovación en la política soy yo”: Candidata al Senado, Olga Lucía Velásquez

Created by Édgar Alfonso Aroca Campo y José Iván Aguilar Castañeda | director@noticiasdevillavicencio.com | |   Noticias

 

Olga Lucía Velásquez Nieto nació en la finca Pequeña Victoria en lo que hoy es el barrio San Benito de Villavicencio, porque sus padres eran los encargados de ese predio, y después se cambiaron al Nuevo Ricaurte donde empezó el estudio en la escuela Camilo Torres.

Al dar el salto al bachillerato logró cupo en el afamado colegio Francisco José de Caldas donde tenía 2 compinches: Fernando Romero Herrera, quien ocupó la dirección del Instituto de Cultura y la presidencia en la Cámara de Comercio, y William Rozo, el hijo de quien fuera rector de esa institución y del Técnico Industrial.

Desde joven sabía que la única forma de ayudar a su humilde familia era con el estudio, debido a eso buscó oportunidades en Bogotá, trabajó de día y de noche hacía Ingeniería Industrial en la universidad Antonio Nariño, vendió cosméticos puerta a puerta, trasnochó y por esos días formó hogar con Jairo Rodríguez con quien tiene 2 hijas.

Luego vinieron los cargos con alta responsabilidad hasta lograr ser la secretaria de Gobierno de Bogotá, el segundo cargo administrativo más importante de la capital del país, luego representante a la Cámara, ahora quienes ser senadora, también alcaldesa de la capital del país y hasta presidenta de la República.

Olga Lucía habla mucho, quiere decirlo todo de una vez, aunque separada físicamente de Villavicencio, ella afirmó que con su gestión puede darle lo que otros no han hecho, por eso la entrevistamos para NoticiasdeVillavicencio.com y Noticias Ya.

NoticiasdeVillavicencio.com y Noticias Ya: ¿Por qué le picó el bicho de la política?

Toda la vida he estado en Bogotá, terminé el bachillerato, hice un curso técnico en Villavicencio y me fui a trabajar de día y estudiar de noche.

¿Qué estudió?

Ingeniería industrial, soy ingeniera industrial de la Universidad Antonio Nariño, primero en la sede Nicolás de Federmán y después terminé en la Primero de Mayo. Hecha a pulso, nadie me ha regalado nada.

¿Sus papás están vivos?

Sí, ambos.

¿Qué dicen de la muchachita cuadernera, dedicada a estudiar, producir y luego lo otro?

Orgullosos, pero además siempre cuentan el testimonio porque hemos pasado por épocas difíciles en la familia y a ver estudiado y poder contribuir en el desarrollo de la familia ha sido maravilloso.

Un día mi papá le decía a uno de sus hermanos: "Yo he tenido más de lo que soñé tener". Es decir, disfrutado la vida más lo que pensaba, nunca había pensado viajar y conocer Tierra Santa, nunca se les había pasado por la cabeza, porque en las condiciones en las que vivíamos eran muy difíciles, pero el hecho de que yo estudié, siempre de la mano de Dios, seguí constante y persistente en mis propósitos, y Bogotá me abrió las puertas, Bogotá me dio la posibilidad de ocupar cargos importantes.

Fui secretaria de Gobierno de Bogotá, el segundo cargo más importante del distrito.

¿Con qué alcalde?

Yo llegué a Bogotá, al distrito con Antanas Mockus en 1999 a trabajar en la localidad de Fontibón. Luego llegó Peñaloza, hicimos la fusión entre Fontibón y San Pablo. Luego llegó Mockus, inauguramos el hospital de Suba y luego llegó Samuel Moreno y con Samuel Moreno me voy para el distrito, fui subsecretaria de Integración Social y fui secretaria de Gobierno, yo reemplacé a Clara López, ella se fue a hacer campaña con Petro a la Presidencia y yo llegué a la Secretaría de Gobierno.

Después, cuando llegó Clara López como alcaldesa, yo me fui a trabajar con Fernando Carrillo al Ministerio del Interior.

¿Su cargo más importante fue ese? ¿El de secretaria de Gobierno? Estaba después del alcalde.

Secretaria de Gobierno de Bogotá, sí, por eso a veces a mí me preguntan de seguridad, de todo de muchos temas, tengo que saber de los temas, porque respondía por la ciudad. Por eso le digo a las personas, todos somos iguales, todos tenemos los mismos derechos, todos merecemos las mismas oportunidades, pero también depende de la disciplina, de la constancia, de la persistencia, de la vocación y de la voluntad que cada uno le ponga a las actividades y sus propósitos.

Yo creo que el cargo público ha sido el de secretaria de Gobierno de Bogotá, el segundo cargo más importante del distrito, pero voy, con la voluntad de Dios, a ser alcaldesa de Bogotá y voy a transformar todos los imaginarios alrededor de la construcción de las políticas públicas de salud, educación.

Creo que, si a uno le da la posibilidad, y la familia está consolidada y cree que es posible a través de la educación salir adelante este país va a cambiar y se va a transformar. Después de la alcaldía vamos a llegar a la Presidencia de la República, la primera mujer presidenta.

¿Quién es su padrino político? Porque usted ha trabajado con alcaldes de diferentes corrientes políticas.

Sí, es que yo soy técnica, esa es la diferencia, he trabajado por mérito, tanto así que la semana pasada en una discusión que hubo entre Mauricio Gómez y Angélica Lozano en la Universidad de los Andes, Angélica Lozano dijo en un medio radial: "Si lo que quería el presidente Gaviria era renovación, de la Cámara al Senado ¿Por qué no pudieron a Olga Lucía Velásquez? Que ella si ha hecho foros, ha sacado adelante proyectos de ley, tiene trabajo, tiene resultados, es una mujer comprometida, capaz, si lo que querían era renovación”.

Entonces le decían: "¿Por qué habla bien de ella si es contradictora suya acá en Bogotá?” Ella dijo: “Si es por méritos, ella se ha ganado todo por méritos en la vida”.

Eso para mí es significante, porque ella también va para el Senado de la República por otro partido, pero que una persona hable en buenos términos de un contradictor, de un contendor en un ejercicio político, pues a mí me llena de satisfacción porque eso es reconocer el trabajo que hemos venido realizando.

¿Por qué Olga Lucía Velásquez puede representar al Meta ante esa falencia de dirigentes políticos?

La renovación tiene que ir con mérito, con trabajo, con capacidad, yo he demostrado para una ciudad como Bogotá que me abrió las puertas, resultado, he demostrado resultados concretos en salud y educación.

Yo saqué la Ley 1825 que le otorga más recursos a la Universidad Nacional y a la Universidad Distrital en Bogotá, cree a través del Plan Nacional de Desarrollo un capítulo especial para Bogotá, eso ha permitido que tengamos ahora el SUBE, que es el Sistema Único Estatal, que une a todas las universidades públicas de Bogotá en beneficio de los estudiantes.

Tengo resultados concretos para Bogotá, una ciudad compleja, pues imagínese lo que puedo hacer por el Meta, puedo hacer maravillas por el Meta, porque yo conozco el funcionamiento del Estado, sé cómo se desarrollan los proyectos, sé cómo se presentan los proyectos, sé cómo se tramitan, para que no le tomen del pelo, porque hay instituciones que le toman a uno del pelo y entonces las personas van, tocan la puerta, llevan el proyecto... Pero cuando uno tiene la capacidad técnica, conoce el Estado, pues más fácil lograr los resultados, no quiero decir que es elemental, pero es distinto cuando uno tiene el conocimiento del Estado y eso es lo que yo tengo capacidad de gestión y completa convicción, porque lo creo y siento así, es una misión que Dios me puso a hacer política.

Hay que enfrentar demasiados poderes, demasiados intereses, pero estar en el escenario político me ha permitido identificar las grandes necesidades que tiene el país, las grandes inequidades, las grandes diferencias que hay entre unos y otros, especialmente entre el campo y la ciudad, en realidad tenemos mucho por construir y por hacer.

Es muy triste estando aquí en Villavicencio, a menos de 1 hora en un municipio cercano no haya vías pavimentadas para sacar productos agrícolas, donde la gente prefiera no sacarlo, entonces tenemos que pensar en lo que está pasando en el país, no porque yo viva bien, todos están viviendo bien.

¿Cómo la recibe la gente cuando usted dice que es del partido Liberal, cuando acá el partido Liberal está desgastado por la falta de dirigencia?

El partido no está desgastado, por el contrario, veo que el partido se ha venido fortaleciendo, y se ha venido fortaleciendo porque el partido es de controversia, construye en medio de las diferencias, es un partido distinto, pero es un partido que nos permite a las mujeres incursionar, creo, claro como todos los partidos, le falta mayor fortalecimiento político especialmente para las mujeres, hoy el partido está fortalecido.

César Gaviria ha hecho un recorrido por todo el país fortaleciendo sus candidatos, yo no represento a César Gaviria ni a ninguna ala del partido Liberal, ni la de la administración ni nada, por eso a mí no me invitaron al evento en Meta, porque era un tema de la maquinaria política, no de quienes hemos venido construyendo a pulso opinión, trabajo, no era un tema de maquinaria y ya. Hay de todo en el partido.

Al partido le hace falta dirigentes. Se ha limitado a que el gobernador X o Y pone el candidato, hasta lista cerrada hicieron para favorecer solo a una persona, importaron del partido Conservador a otra para rellenar, eso es desgaste del partido.

Claro, ahí es donde yo tengo la oportunidad. Por eso la pelea mía con el presidente Gaviria cuando se hicieron las listas, pedí estar encabezando la lista y le dije, yo soy la verdadera renovación, tengo resultados, tengo una propuesta de ley estatutaria de educación, tengo propuestas concretas.

Me seleccionaron el año pasado en el Observatorio de la Educación como una de las personas más influyentes en materia de educación, es decir, tenía todo para que él pudiera decir que yo fuera la cabeza de lista, yo lo dije: "Lamento que el partido no haya tenido en cuenta a las mujeres, y las mujeres estemos de segundas, de terceras, de cuartas, pero no encabezando listas".

Somos el número 4 en el tarjetón del partido Liberal, pero vamos a ser la primera votación del Senado Liberal, con la voluntad de Dios.

¿Por qué votar por usted al Senado de la República?

Los invito a que me acompañen a votar por el partido Liberal y el número 4 al Senado de la República, porque necesitamos una transformación en el sistema de salud, porque mi compromiso es darle trámite a un proyecto de ley que ya tenemos preparado para recuperar la salud como un derecho, donde el centro de la atención sea la persona, se recupere el médico familiar y nos atiendan donde lo necesitamos y no donde a la EPS se le dé la gana.

Porque necesitamos un verdadero sistema educativo que podamos garantizarle a un estudiante que ingreso a la primaria que tiene opciones en la educación superior, técnico, tecnólogo, la universidad, pero que sepa que tiene un camino, no como hoy, que de cada 100 graduados 42 % ingresa a la educación superior. Una ley estatutaria y un sistema de educación real para que haya cobertura universal, calidad y pertinencia educativa para todos, no un privilegio para unos pocos.

Porque necesitamos desarrollar el campo, porque la Orinoquia es la verdadera despensa alimentaria de todo el país, es la que nos va a garantizar la soberanía alimentaria a Colombia, pero también es el gran futuro el campo para el país y el mundo.

Yo en la Cámara de Representantes propuse realizar obras por impuestos, y eso ya está reglamentado y va a beneficiar a 20 de los 29 municipios del departamento de Meta, y es mi compromiso conseguir los recursos para que se inviertan acá en los 20 municipios, que son las zonas más afectadas por el conflicto, para dinamizar y desarrollar hospitales, centros de atención, escuelas, ustedes no se imaginan las grandes diferencias entre la ciudad y el campo.

Hay lugares donde una maestra, en pleno siglo 21, sigue dictando todas las materias y así se están graduando los estudiantes, razón por la cual, necesitamos todos pensar que no todo el mundo vive, hay quienes están en grandes dificultades, y para eso está la política, para servir.

Yo hago política para servir y tengo la misión de recuperar la salud como un derecho y la educación para todos, que no sea un privilegio y generar desarrollo del campo.

¿En Meta quiénes apoyan su campaña política?

El diputado, Mauricio Niño Guayacán; el concejal, Héctor Cuellar y el concejal, Antonio Pérez.

Temporada 2018 del gran musical del llano colombiano, Vive Zaperoco con la obra: El Silbón