¿Perderá su jurisdicción Cormacarena?

Created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com | |   Noticias

 

La sentencia de la Corte Constitucional que declaró inexequible el artículo del plan nacional de desarrollo donde se determinaba la jurisdicción de Cormacarena, puso a correr a los directivos de esa entidad ambiental, además esa acción jurídica logró unir a la dirigencia política, gremial y productiva en defensa de la autonomía de esa entidad en la región.

A los mensajes de apoyo hacia Cormacarena para que no le quiten la jurisdicción a todo el departamento de Meta, también se unieron los que piden una corporación más técnica, con menos improvisación y no sea traba para la ejecución de proyectos.

¿Qué es?

La Corporación para el Área de Manejo Especial de La Macarena (Cormacarena) se creó mediante el decreto 1989 del 1 de septiembre de 1989, teniendo como jurisdicción el Área de Manejo Especial La Macarena, así: Parque nacional natural sierra de La Macarena, Distritos de Manejo Integrado de La Macarena y Ariari – Guayabero, parque nacional natural Tinigua y la parte de Meta de los parques naturales Picachos y Sumapaz.

Los municipios dentro de la jurisdicción de las anteriores áreas son: El Castillo, Lejanías, Mesetas, San Juan de Arama, Vistahermosa, La Macarena, Puerto Rico, Puerto Lleras, Fuentedeoro, Granada, Cubarral y Guamal.

En 1993 con la ley 99 del 22 de diciembre cuando se reorganizó el sector público encargado de la gestión medio ambiental, nació el Ministerio de Ambiente y el Sistema Nacional Ambiental, el artículo 38 recordó que la jurisdicción de Cormacarena comprenderá el territorio del Área de Manejo Especial La Macarena, delimitado en el decreto 1989 de 1989.

Con ese mismo acto administrativo se le dio vida a la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia), asignándole como jurisdicción los departamentos de Arauca, Vichada, Casanare y Meta, además los municipios de Cundinamarca: Guayabetal, Quetame, Une, Paratebueno, Chipaque, Cáqueza, Fosca, Gutiérrez, Choachí y Ubaque, y los de Boyacá: Pajarito, Labranzagrandre, Paya, Pisba y Curabá.

Con base en lo anterior los otros 17 municipios metenses estaban bajo la autoridad de la corporación con sede en Yopal (Casanare).

10 años después se colgó el primer mico en el plan nacional de desarrollo, con el fin de ampliar la jurisdicción de Cormacarena a todos los 29 municipios de Meta, modificando el artículo 38 del decreto del 89. Así reza el artículo 120 de la Ley 812 de 2003: A partir de la aprobación de la presente ley todo el territorio del Departamento del Meta, incluido el Área de Manejo Especial de La Macarena, quedará bajo la jurisdicción de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de La Macarena, Cormacarena; dejando de esta manera de hacer parte de Corporinoquia.

Y así ocurrió durante los últimos años, colgando micos a los proyectos de ley que aprueban el presupuesto nacional: artículos 85 de la Ley 1485 de 2011; artículos 87 y 95 de la Ley 1593 de 2012; artículo 85 de la Ley 1687 de 2013 y artículo 103 de la Ley 1737 de 2014.

Seguramente cada director de Cormacarena (Joaquín Hernán Patarroyo Varón y Beltsy Giovanna Barrera Murillo), buscaban el apoyo de los congresistas del momento para incluir el articulado, pero nunca habían logrado con ellos o el Ministerio de Ambiente la aprobación del acto administrativo que permitiera darle estabilidad jurídica a la corporación.

¿Qué pasó?

El remesón que despertó a todos ocurrió el 23 de mayo de este año con la sentencia C-047/18 de la Corte Constitucional, que tenía como ponente al magistrado, Antonio José Lizarazo Ocampo, quien le dio la razón al demandante, Héctor Raúl Franco Roa, ex alcalde de Villavicencio (2008 – 2011).

El dirigente político demandó la Ley 1737 de 2014 donde estaba colgado el orangután en el artículo 103: Todo el territorio del departamento del Meta, incluida el Área de Manejo Especial de la Macarena, quedará bajo la jurisdicción de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de la Macarena, Cormacarena, sin incluir el territorio en litigio con Caquetá y Guaviare.

De acuerdo con el magistrado ese artículo debía ser declarado inexequible por violar el principio de unidad de materia, y falta de correspondencia con el Plan Nacional de Desarrollo, porque las disposiciones incluidas allí no podían modificar el inciso 2 del artículo 38 de la Ley 99 de 1993 por ser contenido sustantivo con vocación de permanencia.

La sentencia dejó claro que el Congreso de la República no puede incorporar o modificar en las leyes anuales de presupuesto contenido sustantivo o con vocación de permanencia.

Se vino el mundo encima

Palabras más o menos la citada sentencia ordenaba que Cormacarena volviera a tener jurisdicción en los 12 municipios del Área de Manejo Especial de La Macarena, y Corporinoquia volvería a mandar en Villavicencio, San Martín, El Dorado, Uribe, Puerto Concordia, Acacías, San Carlos de Guaroa, Castilla La Nueva, El Calvario, San Juanito, Cumaral, Restrepo, Barranca de Upía, Cabuyaro, Puerto López y Puerto Gaitán.

Con ese fallo los trámites ambientales tendrían que hacerse en Yopal, así que empezaron a buscarse alternativas para mantener a Cormacarena como autoridad en Meta. Era claro que Corporinoquia no está en el departamento, no tiene el músculo financiero ni operativo para poner sus ojos por estos lados, y volverían los problemas con obras y demás ejecutorias.

Debemos recordar que para finales de la década del 2000 cuando el alcalde de Villavicencio era Hernando Martínez Aguilera (1998 – 2000), se planteó el debate sobre la eficiencia de Corporinoquia, debido que en ese momento tenía detenidas obras por falta de autorizaciones que demoraban en expedir por la debilidad institucional para estudiar cada caso.

William Valencia Campos, presidente de la Sociedad de Ingenieros de Meta y ex secretario de Obras de Villavicencio, no ve conveniente que los trámites se hagan en Yopal, ya que dificultaría la ejecución de las obras.

No lo veo conveniente porque es una entidad con sede en Yopal, donde la mayoría de trámites tendrían que realizarlos en esa ciudad, sería dificultar más los trámites ambientales de las obras que necesitan ese visto bueno, ojalá se siga manejando acá con Cormacarena”.

Proyecto de ley propio

Ante el rechazo de quedar en manos de Corporinoquia porque se perdía la autonomía administrativa, financiera, política y control del territorio, Cormacarena logró unir a la dirigencia política metense, quienes lograron radicar esta semana en el Senado de la República el proyecto de ley que le devolverá la base jurídica a la entidad que dirige la ingeniera, Barrera Murillo.

El proyecto de sólo 1 hoja dice: Modificase la Ley 99 de 1993 en su artículo 38, inciso segundo, el cual quedará así:

La jurisdicción de Cormacarena comprenderá todo el territorio del departamento del Meta, incluida el área de Manejo Especial de La Macarena, delimitada en el Decreto 1989 de 1989, con excepción de las áreas en litigio con Caquetá y Guaviare.

Inicialmente la senadora, Maritza Martínez Aristizabal (Partido de La U), había sugerido presentar el proyecto de ley al inicio de las próximas sesiones del Congreso en julio, con nuevo gobierno y posesionados los electos congresistas, debido que los efectos de la sentencia sólo aplicarían desde el 1 de enero de 2019.

Aunque la anterior solución era viable, no convencía, debido que podría llegar la hora cero sin ese documento aprobado.

Finalmente el presidente, Juan Manuel Santos, escuchó las razones de la dirigencia local, así que le ordenó al ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, que radicara para esta legislatura el proyecto que debía tener sentido de urgencia.

El radicado documento tuvo también la firma del ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga Cardona, y la senadora, Martínez Aristizabal.

Normalmente los proyectos de ley deben tener 4 debates: El primero en comisión de Senado o Cámara, después va a la plenaria de Senado o Cámara; vuelve otra vez a comisión de Senado o Cámara, para finalmente terminar en la plenaria de la corporación que no lo haya discutido.

El citado proyecto sobre Cormacarena le corresponde discutirlo a la comisión Quinta, de la que hace parte la congresista Martínez. El que tenga sentido de urgencia quiere decir que serán reunidas este semestre las comisiones de Senado y Cámara para darle 1 debate conjunto, y pasará a las discusiones en cada plenaria el otro semestre.

Eso significa que se simplifica el trámite en 1 debate, se adelanta trabajo este periodo, y para el otro que empieza el 20 de julio la situación sería más rápida, pero con el empuje de los congresistas electos en Cámara, Alejandro Vega, Jenifer Arias y Jaime Rodríguez, y en Senado, Maritza Martínez y Jonatan Tamayo.

REACCIONES

Harold Disnardo Díaz Güiza, presidente del Comité Intergremial de Meta: “Que Cormacarena rinda los informes que se requiere en lo ambiental, que sea ágil en la expedición de las licencias ambientales y hay que revisar si el personal es el idóneo.

Como la Administración departamental, gremios y asociaciones cívicas apoyamos para que Cormacarena no pierda su jurisdicción, pero exigimos una corporación más técnica, que realmente sirva para lo que se creó, es decir, no para colocar trabas y sí agilizar trámites que permitan la inversión de las empresas naciones e internacionales que desean establecerse en el departamento del Meta, y no han podido por muchas trabas en licencias, y cuando vemos, son más trabas burocráticas que trabas técnicas.

Ya que a Cormacarena se le está dando una nueva oportunidad, que haga una reingeniería en la estructura y se vuelva más competitiva para el desarrollo de la región”.

Maritza Martínez Aristizabal, senadora del partido de La U: “Es importante que el departamento mantenga una Corporación Autónoma Regional independiente para el manejo de sus recursos naturales, en el pasado vimos como la gran extensión de territorio que se le asignó a la jurisdicción de Corporinoquia, se demostró ineficaz para la protección, preservación y aprovechamiento sostenible de nuestros recursos.

Hoy en Meta se desarrollan actividades extractivas, agroindustriales, agrícolas, pecuarias y urbanísticas que impactan enormemente en los ecosistemas, por eso consideramos fundamental este proyecto y agradecemos el apoyo del Gobierno Nacional y territorial”.

Juan Felipe Harman Ortiz, concejal de Villavicencio por el Polo Democrático: “Cormacarena se ha identificado en la región por hacer un sinnúmero de chambonadas en temas técnicos que lo dejan a uno descrestado, yo creo que es una oportunidad, si bien es cierto las fuerzas políticas de la ciudad se unifiquen en defender una CAR regional, que también sea la oportunidad para generar un proceso serio de revisión de las decisiones administrativas de Cormacarena en función a su capacidad técnica, y el rigor técnico con el que viene enfrentando los retos ambientales del departamento que tiene presencia en la industria petrolera tan agresiva, industria palmera tan agresiva, pues también debe tener la capacidad y el perfil técnico.

No es posible que hoy muchos de los Pomca no existan, no existan las circunstancias presupuestales para desarrollarlos, hacerles seguimiento, son algunos elementos que ponemos sobre la mesa porque debemos mejorar en los términos de gobernanza ambiental en la región”.

Claudia Marcela Amaya García, gobernadora de Meta: “Los recursos que por tasas, contribuciones y demás conceptos son transferidos por los entes territoriales que conforman el departamento, así como los que se reciben por parte de los particulares y los derivados de las actividades industriales, comerciales y agropecuarias, deben por reciprocidad ser reinvertidos en el territorio del departamento del Meta, mediante proyectos que respondan a las necesidades ambientales en su propio territorio”.

En Campo Castilla dirigentes de Guamal y Acacías