Hipotecados a las FARC hasta el 2030

|   Opinión

Por: Jorge Enrique Cubillos Caicedo (*)

 

La oligarquía “vendepatria” liberal-conservadora fielmente representada por Juan Manuel Santos, y la oligarquía pseudo revolucionaria mamerto-castrochavista, fielmente representada por Timochenko, estratégicamente mediante el acuerdo que firmaron en contraposición al veredicto popular del 2 de octubre de 2016, ilegítima, tendenciosa y perversamente nos han hipotecado a las FARC hasta el 2030.

No sobra aclarar que de dicha trama y asalto han sido cómplices las Cortes, Congreso, la gran mayoría de los partidos (Incluido el mío, el Liberal), los medios, la gran mayoría de los empresarios, etc., etc.

Quedan notificados los candidatos a las elecciones Presidenciales del 2018 y subsiguientes, que a las buenas o a las malas serán unos títeres de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación (CSIVI) del acuerdo de paz, y de lo que deje plasmado el presidente Santos  mediante “fast track”, y  próximos “decretos” (Serán prorrogables un semestre más al periodo normal establecido), asimilables a las leyes habilitantes de nuestro país vecino.

Al Dr. Vargas Lleras, que se siente cuasi-presidente, le servirá su pantomima únicamente para derrotar al candidato de Uribe/Centro Democrático.

Para no repetir la historia, Vargas y Cambio Radical, de manera hipócrita pasaron de agache (Ver mis artículos “Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, justicia transicional” y “Principio liberal: la competencia. ¿Abrogarán nuevamente de la consulta popular liberal?".

Lo del Perú con Kuczynki, lo quieren repetir aquí. Las FARC, ELN, sus elongaciones partidistas, movimientos sociales y populares afines, fracción del Polo, y en el fondo todos los sectores de izquierda de consuno, dirán que es preferible un cachaco, nieto de expresidente y digno representante de la más rancia oligarquía, al ventrículo de Uribe.

Como esa es la hipótesis que descartan la gran mayoría de analistas (“No pueden pasar 2 candidatos de la centro derecha a segunda vuelta”; “eso es imposible”), igual da, porque quién gane la presidencia del 2018 hasta el 2030, quedó hipotecado a las FARC. Timochenko inicialmente expresó simpatías por  “un gobierno de transición”, a sabiendas que ya tienen co-gobierno. Ahora, no me diga la actual clase dirigente de éste país y la futura, ¿Qué no habían leído los acuerdos? ¿Sacarán la misma disculpa de Simón Gaviria? Lo que pasó es increíble. ¡Muy pocos pensaban que iba a ganar el NO en el plebiscito!

Esa papa caliente, que por ahora se mantiene “tapadita” por la comunidad internacional, se destapará cada vez que nuestros prohombres colombianos que negociaron la paz, vayan a diversos países a sentar cátedra sobre cómo se manejó el acuerdo de paz mejor posible, burlándose del mandato del pueblo, transgrediendo las leyes en connivencia gobierno, Congreso y la propia Corte Constitucional de Colombia, que lo auspició.

Si hasta ahora se está dando cuenta el pueblo colombiano sobre lo que entregamos, cuándo en otras latitudes conozcan sus detalles, hasta los de ISIS/DAESH querrán negociar.

¡Lógico! Rodrigo Londoño (“Timochenko”) y su colectivo, como siempre jugarán con varias cartas. Su nuevo partido presentará opciones y hasta candidato, pero saben que todo se decide en la segunda vuelta. El que más les conviene, De la Calle, mi copartidario.

El VII Congreso Nacional Liberal se celebrará los días 27 y 28 de julio en Bogotá. El 17 de enero de 2017 radiqué oficialmente mi solicitud de inscripción como precandidato Presidencial a la República de Colombia por el partido Liberal Colombiano, “aceptando competir en consulta popular, con cualquiera de los precandidatos que previamente se inscriban, o con el candidato que Uds., por conveniencias, consensos o lo que sea, hayan previamente sugerido y elegido”.

Colombia está llena de ídolos con pies de barro. Ante la indignación popular, cualquier cosa puede pasar.

(*) Magíster en Estudios Políticos, Universidad Javeriana. 

Contacto: cubilloscaicedo@hotmail.com | En Twitter: @CubillosJorge   

Grupo de verificación de la comunidad acompaña desarrollo de Trogón 1

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?