¡Mi Partido Liberal está esmirriado!

|   Opinión

Por: Jorge Enrique Cubillos Caicedo (*)

 

Las últimas encuestas muestran al Partido Liberal Colombiano, como el título de mi artículo; flaco, extenuado, consumido. Totalmente en contraposición a lo que actualmente tiene burocráticamente en el ejecutivo, el legislativo y que por ende se traduce indirecta y proporcionalmente en el poder judicial, en los órganos de control, etc.

Es la apreciación de la opinión pública por los actos y expresiones de sus actuales cuadros directivos, voceros, parlamentarios y representación burocrática en el gobierno maniqueo, hipócrita y falso de Santos. La crisis es tan honda, que la encuesta Gallup Poll mes de agosto muestra la favorabilidad así: Partidos políticos 10 %; Las FARC 12 %.

Mi partido y toda la institucionalidad colombiana, ¿con tal grado de desprecio, desafecto y desfavorablilidad? Me afilié como liberal el 14 de marzo de 1988 porque creo y sigo creyendo en dichos principios y valores portando la credencial o carné de afiliado N° 327.

A pesar de que me negaron la inscripción como precandidato presidencial para el periodo 2014 – 2018 (ante Simón Gaviria – Director), abrogando el partido  la consulta popular para apoyar la reelección de Santos, he vuelto a inscribirme para el periodo 2018 – 2022 (ante Horacio Serpa – Director), reiterando que la escogencia se haga mediante una consulta popular abierta. 

La crisis del liberalismo obedece a los celos y egoísmos de sus propios dirigentes. La consulta popular acordada entre Turbay y Galán, fue por estos antecedentes: Belisario le ganó a López por la disidencia de Galán. Barco recuperó la Presidencia porque Galán decide no presentarse a la contienda apoyando a Barco. Para el año 1990, Galán acuerda regresar al oficialismo con la condición de que el candidato presidencial fuera elegido en una consulta popular.

Turbay cumple, y Galán se proyectaba como el futuro presidente. Pasa lo que pasa, nos queda un mártir, y la lotería se la gana Gaviria al encomendarle Juan Manuel Galán las banderas de su padre.

¿A qué juegan hoy Gaviria padre y Gaviria hijo? ¿Qué más sigue tramando y quiere Humberto De la Calle? ¿Apoyarán Juan Manuel Galán, Viviane Morales, Juan Fernando Cristo, Luis Fernando Velasco y Edinson Delgado la consulta popular? ¿Quiénes quieren abrogarla? ¿El VII Congreso Liberal pasará con más pena que gloria? ¿Verdad creen que el Partido está bien? ¿No se han dado cuenta que otros partidos y movimientos se están abanderando de iniciativas y retomando protagonismo político? ¿Hasta cuándo me seguirán ignorando y bloqueando?

Sobrevivimos a Pastrana y Uribe, a pesar que De la Calle, fue ministro de Pastrana y embajador de Uribe, en tiempos en que el resto del liberalismo estaba en el asfalto. Por conveniencias estratégicas a sus intereses, Santos calcula dar el golpe de traición a Uribe, rescatando a un Partido Liberal que con su bancada se hallaba semienterrado.

Le funcionó la jugada; permite proseguir las iniciativas liberales de la ley de tierras y ley de víctimas, que complementaba a su plan del acuerdo de paz con las FARC y el ELN, preconcebido y apoyado por Chávez en la reunión del 10 de agosto de 2010, recién posesionado en Santa Marta.

No me importa que quiera y pueda hacer De la Calle. Sea que decida irse o quedarse. De antemano acepto participar en la consulta popular del Partido Liberal, comprometiéndome con su veredicto.

Hoy la mayoría de la militancia liberal está desorientada. De mi parte, notifico que así me quieran cercenar mis derechos, lo mío trascenderá. www.Los puntos 1, 2, 3, 4 y 5 de mi programa de gobierno, traspasará barreras y fronteras. Nadie los podrá ignorar, porque son las bases para la construcción de un verdadero Estado, de una nación grande, respetada y libre. Una nación soberana y competitiva.

(*) Magíster en Estudio Políticos, Universidad Javeriana; cubilloscaicedo@hotmail.com  @CubillosJorge

Productores de café en Acacías recibieron apoyo de Ecopetrol

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?