Los expertos analizan la temporada 2017 de Llaneros fútbol club Villavicencio

created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com |

 

El equipo de fútbol Llaneros de Villavicencio despertó la dormida hinchada que durante mucho tiempo le pidió ser protagonista del torneo de ascenso, logrando este semestre llegar a la final, cuando nadie daba 1 peso por el joven equipo que armó el presidente, Héctor Mateus, encabeza de Jairo Patiño y Armando Maldonado.

En la etapa de todos contra todos dejando algunas dudas clasificó a los cuartos de final, donde se encontró con Deportes Quindío y lo derrotó en 2 partidos con marcador global de 8 goles a 1. Todavía estábamos sorprendidos con ese marcador cuando en semifinales superó al reconocido Real Cartagena 4 goles a 2.

Con mucha ilusión llegó el onceno a la fase final para enfrentarse al joven Leones. Aunque la ficha de los antioqueños es de los años 50, el nombre actual lo tienen desde 2015, y de Rionegro se trasladó al municipio industrial de Antioquia: Itagüí.

Había muchas ilusiones por llegar a la primera división profesional, como pocas veces se ha visto el estadio se llenaba sin necesidad de regalar boletas. Las marcas patrocinadoras al fin estaban convencidas de la inversión que hicieron, y los gobernantes literalmente se ponían la camiseta en cada partido.

En el primer juego de la final del semestre con Leones nos dieron la bofetada que no estábamos esperando: 4 goles a 1 fue el marcador en Villavicencio, en nuestra fortaleza, el estadio Manuel Calle Lombana, escenario que pocos días atrás albergó la emoción de miles de personas que veían a los llaneros con paso firme hacia el profesionalismo.

El resultado era muy amplio para remontar en Itagüí, tenían la ilusión, o al menos ganar el juego para subir en la reclasificación y esperar en mejor ubicación el partido de repechaje, pero no pasó ni lo uno ni lo otro: Llaneros empató sin goles y le dijo chao a la primera categoría.

¿QUÉ PASÓ?

Para entender qué pasó este año con Llaneros F. C., NoticiasdeVillavicencio.com consultó a 11 periodistas especializados en deportes, quienes viven el día a día del equipo, transmiten sus juegos, se disgusta o echan flores y conocen más de este bello mundo de la pecosa.

Pregunta 1: ¿Por qué perdió la final Llaneros F. C.?

Pregunta 2: Cuáles son las razones para que Llaneros F. C. haya mostrado mejor rendimiento en el segundo semestre?

** Héctor Julio Chaparro Mesa, director del medio Deporte-total.com: “Posiblemente la perdida del domingo se debió al marcador que se registró en Villavicencio (4 a 1), ese marcador desestabilizó todo el andamiaje que tenía dispuesto el técnico, Jairo Patiño, y entonces no podía ser diferente el marcador. Un equipo como Llaneros, nuevo, por haber llegado a la final, merece seguir teniendo el apoyo, no solamente del sector oficial y de 2 empresitas del sector privado de Villavicencio”.

“Aunque un grueso sector del público de Villavicencio que va al estadio protestaba por la no inclusión de jugadores nacidos en Villavicencio, el técnico Patiño logró armar un grupo de jóvenes procedentes de otros lugares del país como Pasto, Cali, como la Costa Atlántica, etc., etc., y entonces creo que dio lugar a armar un conjunto con hambre, como se dice en el argot deportivo, hambre de triunfo, hambre de goles y tal vez eso permitió la buena actuación en este segundo torneo del segundo semestre del presente año. Repito: Llaneros F. C. merece todo el apoyo en el futuro, para que siga, ojalá, en el año 2019 llegar a la división profesional”.

** Héctor Manuel Ramírez Alturo, narrador deportivo: “Varios factores para que Llaneros haya perdido la final, uno, es que cuenta con jugadores muy jóvenes, el promedio de edad de Llaneros está de 20 a 21 años, el mayor es Jorge Iván Soto con 23 años. A la falta de experiencia se suman factores que ya son de tipo es estructural, organizativo y administrativo del equipo como tal, es decir, desde un comienzo tuvo dificultades económicas, no se les pagaba a los jugadores, no había el recurso suficiente para los viajes a los partidos de visitante, en fin.

Como el equipo llega en una circunstancia de clasificar, no había equipo montado para buscar la clasificación a una semifinal y a la final, estos jugadores siendo tan jóvenes, ya disputando la final del torneo II, es posible que se hayan llenado de temor, miedo, pánico escénico, eso es normal en un deportista joven y se ve en Villavicencio cuando jugó el partido de local, con miles de espectadores y una responsabilidad encima, que incluso no ellos mismo la esperaban, con la familia, con los medios, con una transmisión nacional por televisión, todos esos factores puso al equipo nervioso, y también pudo haber incidido para que haya incluido en el partido de ida y no jugara bien.

Eso hizo que se cometieran varios errores, por eso Leones le ganó con un holgado marcador al final en Villavicencio, 4 goles a 1, que le dio mucha tranquilidad en el partido de vuelta en Itagüí, que ya fue un partido más relajado para Leones con marcador a su favor, se dedica a rotar, a tocar el balón y espera a Llaneros.

Llaneros con la posibilidad, mínimo de ganar para irse a un repechaje, si Leones le gana los partidos a Boyacá Chicó, que es el que espera por ser el equipo ganador del primer semestre”.

“Tuvo Llaneros un mejor rendimiento que el primer semestre, sí, porque logra la clasificación a merced de un proceso, que comienza con una pretemporada, un primer torneo con partidos, de pronto se pierden puntos y el rendimiento no es el mismo, pero el equipo de manera paulatina el equipo va buscando una curva ascendente hasta que llega a un punto en el cual comienza a ganar más partidos, perder menos, empatar de visitante y ganar otros.

El equipo con buen manejo del cuerpo técnico, en cabeza de Jairo Patiño, logra mejor rendimiento, y por ende, la clasificación. Recordemos que Llaneros ya estado clasificado entre los 8 desde que se conformó el equipo, con esta 3 o 4 veces, de manera que clasificar entre los 8 es más o menos normal. Eso es lo que hay hecho que el equipo en curva ascendente haya logrado un mejor rendimiento en el segundo torneo que en el primero”.

** Noé Peñaloza, director de los deportes en el canal Llano TV: “Llaneros no ascendió, simplemente porque no es la hora. Hay muchos equipos que ascienden, como el caso de Centauros, ascienden y se van de una vez para abajo, para no equivocarse en eso la Dimayor está exigiendo una serie de requisitos, como la estructura, el entorno de la afición, la logística que Llaneros no tiene clara, por aquello que se está reviviendo una afición. Dimayor está exigiendo que haya un músculo financiero que respalde al equipo, que por ahora no lo hay. Está el anuncio de la gobernación de 400 millones de pesos, de los cuales sólo han consignado 150 millones de pesos, deben 250 millones de pesos. Es un equipo con falencias económicas y es muy complicado que ascienda.

Dicen los directivos que están al día, los jugadores pagados hasta el último día de este mes de noviembre, que le deben 1 mes al cuerpo técnico. Sumado a ese tema económico y estructura, más la parte futbolística que es lo que la gente ve, pues simplemente, sencillo, el equipo no tiene toda esa experiencia, el promedio de edad es de 21 años.

Recordemos que al comienzo del año el equipo no iba a salir, no había como salir, era muy difícil, apelaron a jugadores sub 20 de la cantera del equipo, más jugadores en convenio con otros clubes y se salió, con esas cosas el equipo fue quinto en el torneo que terminó a mitad de año, solamente perdió con Chicó la semifinal y Chicó a la vez fue campeón, entonces estamos hablando de un equipo que hizo respetar su localía”.

“¿Por qué se perdió en esta oportunidad? Porque el miedo escénico, las ganas de ganar, algún planteamiento táctico – técnico con 1 solo volante de contención, con 4 delanteros que no pesaron porque quitaron espacio, el otro equipo jugó más estratégico, le jugó al contragolpe, y en 1 o 2 contragolpes tuvo goles y la expulsión del arquero de Llaneros en el primer tiempo, cosa que influyó mucho porque ya el equipo iba perdiendo 3 a 0 y en el segundo tiempo le empujaron otro gol más, Llaneros sólo le hizo 1. En Itagüí la cosa fue diferente, ya se conocían, el equipo se paró mejor, conservó la línea de fondo, conservó la línea de la mitad, fue más precavido y jugó un poquito mejor, jugó de tú a tú.

Por eso Llaneros no ascendió, encontró un equipo mejor estructurado y en competencias no está uno sólo y depende de lo que hagan los demás y Llaneros no ascendió”.

“¿Por qué el mejor rendimiento en el segundo semestre? Porque entre más pasa el tiempo en el fútbol mejor es el resultado, con el mismo cuerpo técnico, con los mismos jugadores, todo esto ayuda mucho, por eso fue mejor, el presidente de la Dimayor nos dijo en nuestra transmisión de Llano TV que le hizo algunos requerimientos a la gobernadora para que mejoraran la iluminación, el estadio, el entorno y una serie de cosas, por eso Llaneros no está preparado para ascender. Si asciende le pasa lo mismo que Fortaleza, sube y abajo otra vez o lo mismo de Tigres, pum para abajo otra vez, según lo previsto por la Dimayor eso no lo quieren seguir viendo, quieren seguir viendo buenos estadios, organizados, quieren seguir viendo afición consolidada, gracias a Dios la tenemos, así sean 5 mil o 10 mil, pero la tenemos, quieren seguir viendo equipos sólidos económicamente y no flor de un día, por eso Llaneros no está preparado para ascender”.

** Ramiro Chinchilla Araujo, periodista, abogado, árbitro y analista arbitral: “Llaneros quizá pierde la final del torneo de la B porque el técnico estructuró mal la alineación, para el equipo de ida acá en Villavicencio inicia con 3 delanteros y deja un medio campo sin tanto equilibrio en la contención de la pelota, mientras que en el partido de vuelta allá en Itagüí se acomoda mejor y tiene mayor equilibrio en el medio campo, alguien que le colaborara más a Paul Rubiano, allí no sale con esa cantidad de delanteros y la estructura del equipo como tal, en la confección de la alineación conllevó la debacle, en primera instancia, a la perdida. Ni el más escéptico esperaba que le sucediera a Llaneros ese marcador adverso aquí en el estadio Manuel Calle Lombana”.

“En lo que respecta a las razones de mayor rendimiento en el segundo semestre, estimo que, mejor acoplado el grupo, se venía trabajando a lo largo del año 2017 y supo ir acomodando sus fichas, sus jugadores, el profesor Patiño y fue buscándoles la clave a cada quien, donde podía ubicarlos de mejor manera para el rendimiento del grupo en general, pienso que esas son quizá las razones para el rendimiento de mayor efectividad en el segundo semestre.

Para el semestre segundo ya deben definir quienes deben ingresar al lote final e intentar obtener ese anhelado cupo a la A, por eso con trabajo del año hay mejor acoplamiento de los jugadores y el trabajo del técnico, de los objetivos que les tiene previstos y la capacidad de él para entregarle su posición como táctica para llevarlos hasta esa instancia”.

** Alfonso Vizcaya Devia, narrador y analista deportivo: “Llaneros contra Leones en Villavicencio se deja sorprender y se equivoca y su rival capitaliza 2 errores muy temprano, en el primer tiempo 2 a 0, el árbitro castra al local quitándole un penal claro, ahí la historia del partido pudo cambiar. Llaneros se equivoca de cabo a rabo, no cambiando la forma de jugar, solo pelotas y Leones siempre lo anticipo y le ganó las intenciones de juego, no volante de pase, para poner la pelota por el piso, pasando los minutos, los del profe Patiño se arriesgan adelantando las líneas de juego, lo que permitió que el rival capitalizará llevando el marcador abultado, agravado que el guardameta local pasó por una tarde fatal y no hubo del técnico los movimientos para darse cuenta del partido, y en el fútbol se gana por virtud o aprovechando la fatalidad del rival de turno.

Llaneros en Villavicencio contra Leones fue desconocido, en el partido de vuelta ya con el botón en el bolsillo, Leones fue de media máquina, poco combustible gastó para el resultado. Leones llegó al balompié en 1957 llamándose Río Negro, luego Bello y ahora Leones, el onceno más vetusto de la B del fútbol colombiano y programado en esta ocasión para ganar y ascender a la categoría A. Llaneros desde sus directivos está solo para competir, pero se debe aplaudir lo hecho por jugadores y cuerpo técnico”.

“En Llaneros solo se trabaja para negociar, vender jugadores y otros, por eso encontramos un grupo joven y tienen apetito de victoria y en momentos se salen del libreto del técnico y aparecen los resultados, además se encontró rivales que solo compiten y nada más. En el segundo semestre Llaneros jugó el Baloto y casi lo logra, pero los directivos deben darles la cara a los llaneros y decirles a qué juegan, y entiendo los hinchas, pero el fútbol para ganar es de proyecto deportivo y de vida, y aquí con Llaneros no ocurre para grandes logros, esto no es con el corazón es con la razón”.

** Giovanni Arnulfo Ramírez Otero, director de metadeportescolombia.com y presidente de la seccional Meta de la Asociación Colombiana de Redactores Deportivos (Acord): “¿Por qué perdió el equipo la final? Creo que se descuidó en el primer partido, creyó que el rival no iba a responder técnicamente, seguramente se sintieron muy superiores y pensaron que iban a ser unos compromisos… Si ya habían derrotado a 3 equipos grandes, Cúcuta, Real Cartagena y Pereira, seguramente estos muchachos con Leones tuvieron exceso de confianza, en el primer partido y más de local, donde fueron fuertes y donde ganó. La confianza mató a esos muchachos”.

“En el segundo semestre me sorprendió el rendimiento del equipo, que es un equipo muy joven, parece que el técnico logró cuadrar tácticamente y técnicamente a los muchachos y sorprendieron en su rendimiento, hubo muchos compromisos, demostraron garra, deseos de triunfar. Hay jugadores que indudablemente se mostraron, tienen condiciones para estar en la carpa grande, entonces considero que la juventud primó mucho en este aspecto y fue el entusiasmo que le pusieron los muchachos, porque mire, a pesar de ello, los jugadores más veteranos que casualmente eran los que ya no están, como Marlon Sierra, Cristian valencia o Manuel González, Giovanni González, los otros fueron jugadores con más recorrido con los que estuvieron actuando, y cuando estaban ellos el equipo estaba bien ensamblado el primer semestre, seguro que si hubieran estado para el segundo semestre hubieran ganado más en jerarquía, porque estos jugadores eran muy jóvenes, pero rindieron con el trabajo que se les asignó.

** Fernando Cadena Bayona, redactor y comentarista deportivo: “¿Por qué perdió Llaneros la final? Inicialmente por la inexperiencia de un grupo de jugadores, muy jóvenes, a los que les pesó la responsabilidad, les ganó la presión de tener tan cerca esa posibilidad de ascender, de manera que no es ni culpa de ellos, simplemente no tienen la cantidad de partidos para afrontar esta instancia y eso fue determinante para perder la final del torneo.

Obviamente Leones fue superior aquí y aprovechó los errores tan protuberantes que tuvo el equipo, y que finalmente definieron la serie, la final, porque con 4 a 1 era muy complicado, como resultó, aquí se definió por la inexperiencia y por los errores que tuvo el equipo y aprovechó el rival para tener una ventaja que le sirvió para ganar el título”.

“¿Por qué Llaneros mostró mejor rendimiento en el segundo semestre? Primero: Tiene mucho mérito el técnico, los jugadores le creyeron a Patiño y es un técnico, que, en su primer año en un equipo profesional, muestra cosas interesantes, es un técnico que mostró variantes a lo largo del torneo, pero, sobre todo, que los muchachos le creyeron y le respondieron, en el segundo semestre lograron una curva de rendimiento que fue ascendente y fue la máxima y por eso terminó con buen rendimiento.

Creo que mostraron mucho más de lo que todos esperábamos, porque ni creo que el cuerpo técnico, ni creo que los directivos, ni mucho menos la afición y el periodismo, contaban que, comenzando el segundo semestre, que este equipo iba tener la posibilidad tan cerca de ascender.

Creo que los jugadores dieron más de lo esperado, y no alcanzó, pero no hay nada que reprocharle al grupo de jugadores ni al cuerpo técnico, dieron más que lo hecho por los directivos para que el equipo aparentemente ascendiera. Los directivos antes hicieron cosas que no ayudaban a ascender, pero fue mayor el compromiso de los jugadores pese a las dificultades y se termina con una gran campaña en el segundo semestre, que ratificó lo bueno que se había hecho en el primero, pero por supuesto que estar en la final resaltó mucho más la campaña de este equipo a lo largo del año”.

** Miro Alfonso Sierra Trujillo, analista deportivo, docente y director de los deportes en la emisora de la Gobernación de Meta: “Llaneros perdió la final contra Leones porque fundamentalmente cometió unos errores lamentables en su primer partido en Villavicencio, donde lució, de acuerdo con el resultado, Leones muy superior, pero si uno va a ver en el trámite del partido, Leones no fue muy superior en el estadio Manuel Calle Lombana, por lo menos 2 de los 4 goles fueron producto de equivocaciones de Llaneros que favorecieron desde muy temprano a Leones. Fue un Llaneros inefectivo que tuvo errores en la misma conformación de la nómina porque el técnico Patiño quiso darle volumen creativo y de ataque y se olvidó que no tenía a Federico Arbeláez, un lateral izquierdo muy importante para el equipo, que, por pagar una tarjeta roja, o sea, una suspensión, no podía estar en el partido. Segundo: Tuvo a Nicolás Hoyos de defensor central, un jugador sub 20, formado en el fútbol metense, aunque nació en Caldas, pero este muchacho denotó su inexperiencia le costó la final, el temor escénico, no sólo a él sino a lo mejor a otros jugadores que se vio en ese partido de Villavicencio, y además cuando Llaneros tuvo oportunidad de marcar fue inefectivo.

Entonces: La efectividad de Leones, los errores del local, la inefectividad de Llaneros, las equivocaciones del técnico Patiño, que por ejemplo, dejó de tener un volante recuperador como Mateo Zapata y solamente jugó con 1, queriendo jugar con jugadores creativos y volumen de ataque desde la mitad del campo para arriba, todo eso contribuyó para que Leones ganara muy fácil, de alguna manera, en Villavicencio, siendo superior, marcando 3 goles, cosa que ya no ocurrió en el partido de vuelta porque encontramos un Llaneros en Itagüí bien puesto en la cancha, equilibrado, ordenado, un equipo con jerarquía, con disposición, recuperando el fútbol que se le vio en muchos partidos, creando posibilidades de llegar al arco contrario, frente a un rival, que por no haber tenido Llaneros ese comportamiento, dejó de ser un buen equipo, Leones siempre fue un mejor equipo, por algo ganó la reclasificación del año con 70 puntos y sacó una diferencia importante frente al segundo.

Llaneros hizo una buena presentación, a tal punto que terminó yéndose aplaudido del estadio Ditaires”.

“¿Por qué Llaneros hizo un mejor semestre que el primero? Porque hubo una continuidad en el proceso, algunos jugadores metenses salieron del equipo, no porque los hayan sacado, sino que recibieron unas oportunidades para irse, uno de ellos, Cristian Valencia, que fue al fútbol panameño, al Árabe unido; otro, Marlon Sierra, que se fue al Celaya de la segunda división de Méjico y Manuel González que se vinculó al Cúcuta deportivo. Llaneros quería continuar con ellos, pero recibieron unas ofertas muy importantes que les permitió irse a competir en esos países, y en el caso de Manuel González al Cúcuta deportivo.

Pero se le dio continuidad a buena parte de la nómina, por no decir que a toda, salvo a los jugadores que ya mencioné, pero llegaron otro jóvenes procedentes de Tuluá de muy buena condición técnica; llegó Paul Rubiano, del Quindío, un gran jugador, lo demostró desde la primera fecha, entonces, la continuidad de un trabajo que ya había comenzado Jairo Patiño desde el año pasado, continuando con un primer semestre que permitió hacer una buena campaña para estructurar la base de un buen Llaneros, eso terminó reflejándose en un equipo sólido el segundo semestre, que debió clasificar mucho antes a los cuartos de final y no en la última fecha, como lo hizo por temas propios del fútbol. Este equipo fue de menos a más en este semestre, partido a partido, y terminó siendo subcampeón en el segundo semestre y quinto en el primero, lo que evidencia los progresos notables de Llaneros a lo largo del año y ese equipo lo que únicamente merece es aplausos de todos”.

** Juan Bautista Rojas, comentarista de fútbol: “Llaneros perdió la final porque en el partido de Villavicencio se equivocó, tanto en el planteamiento táctico del técnico, Jairo ‘El Viejo’ Patiño, utilizó 3 hombres en el fondo, 1 solo volante de marca, dio ventajas, a parte de eso los jugadores cometieron errores garrafales, como la jugada de Camilo Bolaños, cuando entrega el balón y la deja servida. El arquero cuando comete el error, al salir jugando una pelota, y la pierde. Esos errores dieron al traste con el resultado en Villavicencio, y ya el partido en Itagüí fue por cumplir, el equipo local jugó tranquilo, sabía que estaba clasificado a la A, Llaneros intentó, pero no pudo”.

“El rendimiento de la primera parte del campeonato me parece que fue similar, con Chicó se quedó en la posibilidad de llegar a la final, pero en los equipos clasificados para jugar las semifinales, y a la postre Chicó salió campeón. En la segunda parte del campeonato también tuvo un rendimiento parejo, y al final la inexperiencia, la parte emocional de los jugadores pesó en el primer compromiso frente a Leones Itagüí y eso hizo que al final el resultado no se diera para el equipo de Llaneros”.

** René Alejandro Gómez Ñustes, comentarista deportivo y director de Superdeportivo: “Indudablemente Llaneros pierde la final con Leones en el partido de ida aquí en el Macal, con un mal planteamiento del profesor, Jairo Patiño, quine se equivocó haciendo unos cambios posicionales que no se venían haciendo en los últimos juegos, por ejemplo improvisó a Nicolás Hoyos en la posición de central y mandó a Cuenú, que es un central, al banco de suplentes. Mario Álvarez, que venía siendo habitualmente delantero, lo excluyó con una decisión técnica que él solo entiende, al fina 2 goles, de esos 4 que nos hizo Leones en Villavicencio, fueron culpa de la pareja de centrales, es tanto el error que en el segundo tiempo saca a Nicolás Hoyos, e ingresa a Cuenú, que es el que venía ocupando esa posición, cuando el marcador estaba prácticamente cocinado y no servía de nada.

Entonces se equivocó en el planteamiento táctico del primer partido que jugamos aquí en el Macal, y ahí se nos desbaratan todos los argumentos para afrontar el juego de vuelta”.

“Las razones por las que Llaneros mostró un mejor segundo semestre fue porque realmente todo el mérito lo tiene el profe, Jairo Patiño, en la campaña del 2017, salvo el error de la final, pero potencializó jugadores jóvenes, que le creyeron y le comieron el libreto de arriba a abajo, yo siempre he sostenido que el profesor Patiño cogió figuritas de barro y las volvió esculturas, y vinieron a encontrar la curva de mayor crecimiento en las últimas 2 fechas, antes que terminara la ronda de todos contra todos, y ahí su despegue anímico en las llaves, contra el Quindío y Real Cartagena.

Un equipo que estuvo bien timoneado, bien manejado, capitaneado durante todo el año, especialmente en este segundo semestre y unos jugadores que entendieron a la perfección, que con limitantes se podía hacer mucho, vale señalar el ejemplo de Tigres el año anterior, que ascendió, con las mismas características, jugadores jóvenes, técnico joven, libreto joven, presupuesto bajo, pero así ascendieron y casi a Llaneros se le da usando esa misma fórmula”.

** Jaime Hernando Caballero Galindo, director de La Polémica del deporte llanero de Caracol radio: “Llaneros perdió la final, porque hasta Quindío tuvo una memoria futbolística clara, jugando con la pelota al piso, por los costados, con jugadores desequilibrantes, con efectividad en los delanteros, oportunidad que convertían en gol y no por los 8 goles frente al Quindío, porque eso venían desde antes, digamos que en los 4 o 5 últimos partidos Llaneros jugó muy bien, pero pierde la final, porque con Cartagena pasamos con algo de suerte, pero no se jugó bien, ya teníamos 2 partidos jugando mal, inclusive en Villavicencio fue fatal, se cometieron errores demasiado infantiles y eso es lógico por la inmadurez de los jugadores sub 21, son jugadores muy jóvenes que en las finales empiezan los problemas, porque en las finales los jugadores deben tener algún grado de madurez, de trayectoria como para que la cosa funcione, por eso pierde la final. Pierde la final porque no practicó el fútbol que venía practicando”.

“Mejor en el segundo semestre, obedece a un proceso que trae Jairo Patiño desde el año pasado con la sub 20, digamos que él duró todo el año con la sub 20 consiguiendo resultados, se metió en los 4 primeros, entonces este año cuando sube a la B, mezcla con los jugadores que le llegan, pero la base la traía de la sub 20 y le termina dando resultado, digamos que en el primer semestre se acondiciona el equipo, se organiza el equipo, el equipo queda de quinto, clasifica a la final, igual que en el segundo semestre, y de ahí sale una base a pesar que se le fueron algunos jugadores que él necesitaba.

Pienso que fue mejor el rendimiento en el segundo semestre porque, le repito, Llaneros empezó a tener una identidad de juego que era jugar por los costados, con volantes carrileros, con mucha velocidad, con jugadores que tocaban la pelota en corto, que triangulaban muy bien, y eso le dio identidad de juego que le dio muchos más resultados de local y de visitante, independientemente de los 3 o 4 partidos de la finales, y contra Real y contra Leones, que para mí el técnico cambió el estilo de juego, si no lo cambió, al menos los jugadores bajaron de nivel, no tuvieron la misma efectividad, Mario Álvarez, Jhon Velásquez, pero termina con 2 jugadores de goleadores en la tabla de goleadores y termina en la final.

El proceso se fue consolidando, independientemente de los 2 últimos partidos y creo que en el segundo semestre se hicieron mejor las cosas, el equipo se acopló, se acondicionó, y el trabajo de los entrenamientos y los resultados de los partidos empezaron a dar mucha confianza a esos jugadores que lo ocurrido en el primer semestre”.

11 periodistas especializados en deportes analizaron la temporada 2017 de Llaneros F. C.

Alerta de sismo en Villavicencio

Conocieron sobre explotación petrolera docentes y funcionarios de Guamal y Cubarral (Meta)

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?