Acusaron al alcalde y al párroco de Puerto Gaitán (Meta)

created by Édgar Alfonso Aroca Campo | director@noticiasdevillavicencio.com |

 

Empresarios del transporte de materiales pétreos del municipio de Puerto Gaitán convocaron a rueda de prensa en Villavicencio, para revelar supuestos manejos amañados del alcalde de esa localidad, José Alexander Fierro Guayara, además señalaron que se volvió contratista de bienes y servicios el párroco, Edison Barrios.

Los denunciantes reunidos en la asociación Gremicar le contaron a la prensa que hace varios años se reunieron 20 empresas de transporte de carga, con el fin de trabajar unidos, distribuir equitativamente la carga y cubrir la oferta que generan las empresas petroleras.

Estaban integrados en la asociación de transportadores de Puerto Gaitán, además de hacer parte de los gremios económicos del municipio, pero de un momento a otro 16 firmas fueron excluidas de los negocios, quedando la “torta” en manos de 4 empresarios.

Jhon Eduar Celis, miembro de la junta directiva de Gremicar, afirmó que la hermana del alcalde, Ana Fierro, les dijo que en esa contratación no iban a participar las 16 empresas, porque el alcalde está pagando favores políticos.

Lo anterior fue respaldado por Andrés Restrepo, fiscal del gremio, quien expresó que los problemas nacieron al no haber apoyado en 2015 la candidatura del ahora alcalde Fierro, además les hicieron gestiones para que las petroleras sólo contraten con los amigos de la Administración municipal.

“Cuando entramos en el proceso gremial había muchas buenas intenciones, pero muchos malos procederes. Comenzamos a ver intereses individuales y por empresas, lo que querían era mostrar una unión, pero direccionar los negocios”.

Expuso a la prensa que en Puerto Gaitán se están necesitando locaciones, vías, construcción, ingeniería, y quieren participar de esos negocios porque son empresas locales, pero es claro el direccionamiento del trabajo.

Según los integrantes de Gremicar los manejos los hace Ana Fierro, quien tendría intereses en la empresa LED. La firma Los Teguas es de Casanare pero supuestamente sirve a los intereses locales. Transportadora J y S tiene como socia a la señora, Nohemí Herrera y que otra compañía manipulable es transportes Puerto Oriente.

Los rebelados empresarios agregaron que en esas empresas están vinculados el hijo y yerno de Ana Fierro, y el fiscal de la agremiación, Eliecer Landaeta, es directivo sin tener un solo carro de carga.

Sandra Julieth Vásquez, directora ejecutiva de Gremicar, reafirmó que todos los problemas son por temas políticos, así que rechazan ese proceder debido que sus intereses sólo son estar en el negocio del transporte de carga.

“EL DIABLO ENTRA POR EL BOLSILLO”: PAPA FRANCISCO I

Por la reciente visita a Villavicencio del papa Francisco se escuchó en la rueda de prensa la famosa frase que dirigió a los sacerdotes del país, a quienes les dijo que se dediquen a trabajar por los pobres, y estén alerta porque “el diablo entra por el bolsillo” haciendo alusión a los afanes de querer acumular dinero.

Mario Germán Romero, presidente de la junta directiva de Gremicar, “echó al agua” al sacerdote de Puerto Gaitán, Edison Barrios, revelando que la iglesia entró a participar en los negocios de los bienes y servicios de las petroleras y la alcaldía municipal.

“Un padre con acopio, un padre con volquetas, un padre negociando materiales y uno escucha cosas como contrataciones escolares, cantidades de negocios”.

Agregó que en Gaitán trabajo sí hay, pero no los quieren tener en cuenta a ellos, por eso tuvieron la necesidad de formar Gremicar por no estar de acuerdo como manejan el negocio pocas personas.

“El padre está en todos los negocios del municipio. Lo nombraron en 2011 como gestor de paz, pero de paz, no de negocios”.

De acuerdo con el directivo las transacciones comerciales del padre los hace a través de la fundación Siglo XXI, que está adscrita a la iglesia de Puerto Gaitán, pero desde ahí está haciendo todo tipo de negociaciones.

Sandra Julieth Vásquez le contó a la prensa que le van a pagar a ciudadanos de Puerto Gaitán para que vengan a protestar a Villavicencio, con el objetivo de evitar que la arquidiócesis traslade al padre, Edison Barrios.

Finalmente la representante legal pidió libertad para hacer negocios, que todos compitan en las mismas condiciones, no haya redireccionamiento de la contratación y se abran las puertas de las empresas para todos.

RESPONDIÓ EL ALCALDE DE PUERTO GAITÁN: “FALTAN A LA VERDAD”

NoticiasdeVillavicencio.com conversó telefónicamente con el alcalde de Puerto Gaitán, José Alexander Fierro Guayara, quien habló sobre las denuncias que hicieron los transportadores reunidos en Gremicar.

NoticiasdeVillavicencio.com: 16 empresas locales fueron excluidas de los negocios en Puerto Gaitán, pero 4 son las que tienen todo el mercado a costa de usted, son amigos de ustedes, redireccionan, que son favores políticos ¿Qué le parece eso que dicen los de Gremicar?

José Alexander Fierro Guayara: Es una falta a la verdad. Nosotros frente a esta situación le hemos solicitado a las operadoras petroleras y contratistas de las empresas petroleras, que en estos 21 meses de gobierno que hemos estado al frente de Puerto Gaitán nos suministren la información de todas las empresas locales que han contratado el transporte especial y el transporte de carga para que podamos nosotros enseñarles a la comunidad y a la opinión pública una información fidedigna, para poder desvirtuar esta canallada que hoy están haciendo quienes aducen ser transportadores del municipio de Puerto Gaitán.

¿Usted tiene relación con las 4 empresas que ellos dicen que tienen el negocio del transporte Led, J y S, Los Taguaros?

No señor, tengo la tranquilidad absoluta de que ni soy socio ni pertenezco, ni ningún miembro de mi familia tiene empresa de transporte, lo único en que hemos logrado e intentado hacer en el municipio de Puerto Gaitán es garantizarle una oportunidad laboral, y una oportunidad comercialmente viable a quienes cumplan requisitos para que la industria les permita poder trabajar en sus proyectos.

Cuando hablan de su hermana, Ana, de un hijo de ella o el yerno que trabajan en esas empresas ¿Qué verdad hay?

Mi familia es una familia de más de 100 personas, decirles yo que no se relacionen con uno o con otro, que son empresarios del municipio de Puerto Gaitán, es muy difícil de poder ocultar, sí, pero comercialmente no tienen ningún vínculo con estas empresas.

Somos conocidos, somos amigos, somos del municipio de Puerto Gaitán, pero no hay ningún vínculo empresarial o contractual con estas empresas.

Sobre el manejo que le han dado a la asociación de transportadores, donde inicialmente estaban esas 20 empresas ¿Usted tenía algún conocimiento? ¿Sabía de eso?

Sé que es un ejercicio que apoyó mucho Pacific Rubiales en su momento, con la intensión, también como empresa privada, de organizar el comercio en Puerto Gaitán, eso fue el resultado de muchos años, en el ejercicio de tratar de organizar a los empresarios a través del gremio en el municipio de Puerto Gaitán. Más de ahí no tengo información para darle.

Hoy la verdad es mucho el protagonismo que el sector gremial ha perdido en el municipio de Puerto Gaitán, frente a que nosotros hemos tratado de abrir las fronteras, para que los empresarios locales que hoy tienen estructura de empresas puedan hacer el ejercicio que han venido haciendo.

Alcalde si nos dice que hay garantías, que usted no tiene ninguna relación ¿Por qué cree que todo esto está ocurriendo?

Es un ejercicio muy sencillo. En Puerto Gaitán existen 22 familias que viven de sus volquetas, como gobierno lo primero que hice fue tratar de mostrar un ejercicio social que nosotros como gobierno pudiéramos mostrarles a las operadoras petroleras que sí es posible trabajar con los locales.

Estas 22 familias de volqueteros en el municipio de Puerto Gaitán con los contratos que están en ejecución de obra, nosotros hicimos un acercamiento con esos contratistas y les dijimos que les permitieran a los volqueteros poder trabajar.

A la fecha le hemos pagado a los volqueteros de Puerto Gaitán no menos de 3 mil 400 millones de pesos. Esos volqueteros que tienen unos activos de no menos de 220 millones de pesos que valen sus volquetas, es lo que nosotros intentamos decirles que hemos tratado de encontrar el vínculo directo sin tener intermediarios.

La mayoría de estos 16 empresarios se encuentran relacionados en los listados que hoy la industria me está suministrando. Estos 16 empresarios, muchos de estos 16 empresarios les han quedado mal a los proveedores locales, le han quedado mal a los volqueteros.

Hoy no encuentran quien les cargue frente a los incumplimientos que ellos han tenido. Ellos no tienen parque automotor, la mayoría de estas personas no viven en el municipio de Puerto Gaitán, están residiendo en Villavicencio, aducen ser empresarios locales cuando intentan buscar este tipo de mecanismos.

Eso no es más que un sofisma político para atacar este ejercicio de gobierno. Hoy estamos haciendo un ejercicio de gobernanza sin precedentes en la historia de Puerto Gaitán, con el contacto directo con las comunidades, abriendo nuestras posibilidades de trabajo a la base, y esto ha conllevado a que se originen este tipo de estrategias para atacarnos a nosotros y desestabilizar esta Administración, políticamente hablando.

¿Está usted firme y de frente en el sentido que no ha metido la mano para que empresas privadas, y relacionadas con un familiar suyo, tengan contratación en su municipio?

Absolutamente claro, conciso y honesto siempre, no he tenido absolutamente nada que ver en eso.

Qué opina sobre las denuncias contra el sacerdote, Edison Barrios, que lo relacionan con la contratación de la alcaldía, contratación con pétreos ¿Qué le parece eso?

Es una vergüenza que estén acusando a un hombre que lo único que ha hecho es aportarle al desarrollo de este municipio. Sí, tuvo que ver con el tema del transporte. Nosotros en este propósito de organización del sector comercial en el municipio, le propusimos al Vicariato apostólico que nos sirviera para un experimento.

¿El experimento era cuál? Qué pudiéramos establecer nosotros un enfoque en el municipio de Puerto Gaitán, porque, si usted recuerda meses atrás, los transportadores de Puerto López estaban acusando a la Administración de no permitirles participación, era tal la intención que teníamos nosotros de garantizar que los transportadores de Puerto López pudieran mover el material hasta Puerto Gaitán, y de Puerto Gaitán hacia campo Rubiales pudiesen hacer los empresarios de Puerto Gaitán.

Yo le pedí al Vicariato, al obispo, a través del padre Edison, que nos permitieran hacer ese ejercicio de control buscando la manera de garantizarle a todos una oportunidad de trabajo.

En la relación que hoy me entrega el Vicariato de quienes, mientras existió el acopio, quienes fueron los que movieron el material, y usted va a poder identificar que de esas 16 empresas, como mínimo, como mínimo, 12 de ellos movieron ese material.

Por eso le entristece a uno ver hoy posiciones como esas, de personas egoístas, de personas que no reconozcan que lo único que hemos intentado hacer nosotros es un ejercicio de organización, y de permitirle a los empresarios locales el poder tener segura una posibilidad de trabajo, enmarcado siempre en la libertad de la oferta y la demanda.

¿Organización, como usted lo explica, sin necesidad que hayan estado o no con usted políticamente?

Totalmente. Mire, si usted revisa hoy, definitivamente... La próxima semana que tengamos nosotros toda la información de las operadoras petroleras, van a poder comprobar ustedes que en estos 21 meses de gobierno, absolutamente todas las empresas de Puerto Gaitán han podido hacer un ejercicio contractual con las operadoras o con los contratistas de las operadoras.

Los directivos de Gremicar convocaron la rueda de prensa en Villavicencio.

Talleres sobre la industria del petróleo

Alerta de sismo en Villavicencio

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?