En Granada le incumplen a las víctimas del conflicto armado

created by Por: Grupo de medios GuaMe (*) | director@noticiasdevillavicencio.com |

 

Con la firma del acuerdo del fin del conflicto entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC se creería que todo está solucionado, pero la realidad es que hasta ahora será el punto de partida para intentar dar solución a muchos problemas en Colombia que sigue dejando el conflicto armado.

El municipio de Granada en el departamento de Meta es región receptora con altos números de víctimas, donde se encuentran historias de asesinatos, desplazamiento y desaparición forzada, por eso asombra que a 2 años de haberse firmado el inicio de obra del centro de atención para esa población todavía siga sin terminar.

En Colombia como víctimas están registradas históricamente 8 millones 532 mil 636 personas según la Unidad para las Víctimas; en Meta son 248 mil 480 personas incluidas en el Registro Único de Víctimas (RUV), de las cuales 26 mil 22 están en Granada (10.4 %), y de esa cifra 25 mil 704 son víctimas del conflicto armado (98.7 %). [Vea acá el RUV]

Para tener en cuenta la importancia del territorio granadino podemos destacar que a 15 hogares les han implementado medidas de retorno y reubicación en esa localidad, logrando victorias tempranas en esos casos con los indígenas Emberá, como también ocurrió con los Jiw en Puerto Concordia y Uitoto, Tatuyo y Bora en Villavicencio.

La dirección contra minas del gobierno Santos informó que de 1990 a enero 2016, la región metense sigue como la segunda con mayor número de afectados por artefactos explosivos improvisados con mil 134 lesionados, cifra que es el 10 por ciento de todas las víctimas en Colombia.

Antioquia está en primer lugar con 2 mil 490 víctimas. En Granada el registro es de 13 civiles afectados, con la muerte de 2. Del total hay 10 menores de 18 años.

Sobre personas desaparecidas la Fiscalía General de la Nación le comunicó a la prensa que en abril de 2016 estuvo en Granada atendiendo 35 casos, donde los restos fueron ubicados y exhumados en el cementerio de esa población.

LA TRAVESÍA DE CALI A GRANADA

La familia Arboleda Gómez, oriunda de Cali (Valle del Cauca), llegó a las tierras del Guaviare en 1974. Wildemar Arboleda Gómez (foto), tenía apenas 11 años de edad, por eso contó que sus padres emprendieron la aventura en busca de nuevas y mejores oportunidades, ubicándose en la vereda Caño Blanco II jurisdicción de San José.

Allí en la región permaneció durante casi 39 años, en los que presenció la bonanza de la coca, como la economía predominante de la época en esa parte del país.

Arboleda nos relató que en Guaviare, para esa época, hacían mucha presencia grupos guerrilleros, a quienes señaló como los autores del homicidio de su hermano de 42 años, y quien era el administrador de una cantina en la vereda Caño Blanco III.

Similar situación ocurrió con otro de sus hermanos, quien también terminó siendo asesinado en la vereda Chafurray de Puerto Lleras (Meta), pero en esa ocasión los responsables del homicidio fueron otros hombres armados que hacían presencia en el territorio.

Wildemar Arboleda hace varios años abandonó Guaviare y se radicó en Granada, desde donde también ha sido víctima indirecta por cuenta del conflicto armado que vive el país.

Como si lo anterior fuera poco hace 7 años fue atacado por otro grupo armado ilegal, quienes lo confundieron con uno de sus posibles objetivos, y le dispararon en la extremidad inferior causándole secuelas de por vida.

Con cientos de historias vividas este hombre de cabello blanco y piel quemada por el sol afirmó que sólo ha recibido el reconocimiento de víctima por parte del Estado, porque nada que le brindan ayuda humanitaria, y ve con desconcierto como la obra más significativa para las víctimas en esa zona metense actualmente es otro elefante blanco.

¿PARA CUÁNDO EL CENTRO PARA LAS VÍCTIMAS? (**)

En Colombia están llenas las oficinas gubernamentales por quienes piden sean reconocidas como víctimas, pero de nuevo los gobiernos se quedaron cortos para brindarles espacios apropiados, así que la Gobernación de Meta proyectó la construcción del punto para la atención y reparación integral a las víctimas en el municipio de Granada.

En el plan de desarrollo del gobierno departamental que dirigió, Alan Edmundo Jesús Jara Urzola (2012 – 2015), se incluyeron esos proyectos como parte del subprograma, Asistencia, atención y restablecimiento de derecho de las víctimas.

El dinero para financiar la obra salió del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), donde aprobaron 4 mil 970 millones de pesos de las regalías del petróleo, por eso el 3 de febrero de 2015 la Agencia de Infraestructura del Meta (AIM) publicó el aviso de la licitación número LP-AIM-CO-001-2015. [Vea acá el proceso]

1 mes después cerraron la convocatoria donde se presentó el único proponente: Unión temporal Construcción Víctimas, representada legalmente por Félix Franklin Ramírez Díaz, quien también tuvo a cargo el demorado proyecto del ancianato o centro vida El Yarí de Villavicencio que ejecutó con la unión temporal RAC’S.

La buena nueva llegó el 26 de marzo de 2015 cuando el gerente del AIM, Gustavo Rojas Novoa, firmó la resolución de adjudicación 149 de 2015, entregando el proyecto a la única proponente. El 14 de abril estaba listo el contrato de obra 048 de 2015 y el acta de inicio tiene fecha del 24 de junio de 2015 con plazo para construir de 7 meses.

La unión temporal Construcción Víctimas está conformada con el 51 por ciento de participación por la corporación Corposol del Oriente, que representa, Alexander Ruiz Corredor, y el restando 49 por ciento lo tiene Félix Franklin Ramírez Díaz.

La firma interventora es el consorcio Infraestructura del Meta que representa, Iván Mauricio Aroca Cáceres, y el director de interventoría es el arquitecto, Héctor Camilo Rozo Prieto.

Después de 2 prórrogas, 1 suspensión y 1 ampliación de suspensión han pasado 2 años y 5 meses. La más reciente prórroga publicada en el Secop I había fijado como plazo para entregar la obra el 28 de septiembre del año en curso, pero de nuevo los contratistas incumplieron el compromiso con el contratante.

Todavía no se ve la luz al final del túnel, las maquinas al sol y agua, vías ocupadas por material de excavación y muchos vecinos molestos, porque ellos ven en el punto de atención y reparación integral a las víctimas como el motor para dinamizar la economía de los barrios Bonanza Llanera y Villas de Granada.

“NOS ESTÁN AFECTANDO”: COMERCIANTE

La parálisis de esa obra también está afectando a la comunidad, como es el caso de Orlando Castaño, quien tiene su negocio de cerveza y billar justo al frente de la construcción olvidada, donde se acumulan materiales que son esparcidos por los vehículos acompañados del polvo.

El comerciante afirmó que para el barrio Bonanza Llanera es muy importante ese proyecto, por eso esperan rápido la culminación porque moverá las finanzas de los negocios del sector, sumado a más obras que podrían darse en los próximos años.

“Los materiales y escombros también han servido como refugio de muchos roedores que en las noches invaden los negocios y las viviendas circunvecinas, generando problemas de salud”.

Como en ese proyecto hay dineros del gobierno metense, el grupo de medios GuaMe buscó al gerente de la Agencia de Infraestructura de Meta, Juan José Casasfranco Medellín, pero no contestó las llamadas que varias veces le hicimos.

También quisimos tener la opinión de la contralora departamental de Meta, Jenny Rubiela Mancera Camelo, pero no atendió las llamadas que le hizo un miembro del equipo de periodistas.

El municipio de Granada es llamado la capital alterna del departamento, punto central para los habitantes de la región del Ariari, a 1 hora y 30 minutos desde Villavicencio en la ruta al departamento de Guaviare.

(*) El grupo de medios GuaMe lo integran: Periodistas de Guaviare, Luz Amparo Sánchez, Juan Carlos Crespo, Carlos Julio Hernández y de Meta, Édgar Alfonso Aroca Campo y Jairo Rey Pardo.

(**) CORRECCIÓN - 27 de noviembre de 2017: En el capítulo ¿Para cuándo el centro para las víctimas?, por error se tomó el proceso con número LP-013-2015 que tiene por objeto la Construcción del centro de integración ciudadana para el municipio de Granada, Meta, cuando el correcto para este artículo era número LP-AIM-CO-001-2015 para la Construcción del punto de atención para la atención y reparación integral a las víctimas, en el municipio de Granada, Meta.

El primer proyecto fue construido por la unión temporal Bonanza Llanera, quienes cumplieron a satisfacción con la obra que les adjudicó la Alcaldía del municipio de Granada (Meta). Según el representante legal, Roberto Fonseca Ayala, cumplieron con todos los trámites para la liquidación del contrato, aunque esa documentación no la ha publicado la Administración granadina al Secop I.

Presentamos disculpas públicas al equipo de la UT Bonanza Llanera, por ese error cometido en la redacción de este artículo.

Proyecto de construcción del punto de atención para la atención y reparación integral a las víctimas en el municipio de Granada.
El acta de inicio tiene fecha 24 de junio de 2015 con plazo para construir de 7 meses.
Wildemar Arboleda Gómez, víctima del conflicto armado.
Cuando hicieron excavaciones dejaron los escombros en la vía, pero con el paso del tiempo le salieron plantas.
Pantallazo del estudio previo.
Pantallazo del acta de cierre.
Pantallazo de la resolución de adjudicación.
Pantallazo del contrato de obra.
Pantallazo del acta de inicio.
Pantallazo de la prórroga de abril de 2017.
El comerciante, Orlando Castaño.

Alerta de sismo en Villavicencio

Conocieron sobre explotación petrolera docentes y funcionarios de Guamal y Cubarral (Meta)

Retos de la Orinoquia frente al cambio climático

Villavicencio una ciudad sostenible, según Findeter

Se derriten los nevados de Colombia

Cambio climático y gestión integral del agua: Experiencias de Ecopetrol

Petróleo en Meta: ¿Si o no?