Aranceles, Avangard, Brexit y Venezuela

|   Opinion

Por: Jorge Enrique Cubillos Caicedo (*)

 

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se fundó el 24 de octubre de 1945. Es el encargado de mantener la paz y seguridad en el mundo. Éste es el único órgano de la ONU cuyas “Resoluciones”, los Estados Miembros, conforme a la Carta, están obligados a cumplirlas, a diferencia de otras instancias o delegaciones de la ONU que únicamente pueden realizar recomendaciones a los gobiernos. Está conformado por 15 naciones, 5 miembros permanentes con derecho de veto —Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China— y 10 miembros no permanentes.

Después de mostrarse los dientes e imponerse recíprocamente aranceles, Trump y Xi Jinping, acordaron una tregua para no imponerse nuevos aranceles partiendo del 1º de enero de 2019, en medida temporal por 90 días (Cumbre G20, Buenos Aires), comprometidos a seguir las negociaciones para buscar un solución a la guerra comercial entre los 2 mayores bloques económicos mundiales. Esto se da, cuando el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional proyectan para el 2019 y el 2020 preocupaciones por desaceleración en la economías más desarrolladas.

El pasado 26 de diciembre de 2018, Rusia realizó el lanzamiento de prueba de su nuevo misil hipersónico Avangard. Dicen que puede burlar cualquiera de los sistemas antimisiles actualmente existentes en el mundo, incluido el escudo estadounidense. Es capaz de destruir objetivos en otros continentes con esa gran velocidad.

Vladimir Putin, con anterioridad había señalado que “Rusia había desarrollado armas sin parangón” y hoy dice que “Rusia tiene un tipo de arma estratégica capaz de alcanzar cualquier punto del planeta”.  En la prueba la ojiva realizó maniobras y alcanzó su objetivo.

La primera ministra británica, Theresa May, lucha y lucha sin cuartel para sacar adelante el Brexit. Ha aguantado voto de censura, un primer rechazo al acuerdo y se apresta a presentar un plan B, autorizada para renegociar. Si el parlamento de Bruselas y el Reino Unido ya no llegan a un acuerdo, el país se va de la UE sin más.

Se intensificarían los esfuerzos para cambiar los términos de la barrera irlandesa, la medida en el acuerdo de retirada Brexit que evita una frontera dura. Además de la exención de la tasa para los ciudadanos de la UE, muy poco ha cambiado en la estrategia Brexit de May.

Maduro y Guaidó movilizaron a sus seguidores con motivo de la celebración de los 20 años del chavismo. EE. UU. se ha jugado a fondo con la congelación de los fondos de Pdvsa y su reconocimiento al gobierno interino de Guaidó. La OEA descalifica a Maduro y también apoya a Guaidó.

La Unión Europea más vacilante plantea un plazo para convocar a elecciones e intercede por un diálogo (¿?). Rusia, de frente respalda a Maduro y pide respetar al gobierno e institucionalidad venezolana. China, prudente, más que nadie tiene intereses que defender por la alta deuda financiera pendiente de cobro.

Pronóstico: Trump y Xi Jinping se reunirán a finales de febrero en Vietnam y se declararán ambos ganadores por llegar a un acuerdo. China ya negoció importar arroz americano y seguirá comprándoles a los estadounidenses en detrimento de otros países. Trump se retira del acuerdo sobre misiles INF, y eso hace que el avance ruso en “tecnología hipersónica” sea imitado tanto por los EE. UU. y después por los países  de la OTAN. May y la UE, tendrán que darse un nuevo plazo para renegociar. No pueden sacrificar el Eurotúnel que el 6 de mayo cumple 25 años.

La bravata de Trump no puede quedarse en sólo espectáculo. Cuando a China y Rusia le garanticen que le honrarán sus acreencias, el G2 cubano y militares accederán a la transición.

(*) Magíster en Estudios Políticos, Universidad Javeriana.cubilloscaicedo@hotmail.com @CubillosJorge.

Baquinanos de la información en Meta

Villavicencio: Pilas con el trago adulterado