El empleo

|   Opinion

Por: Eduardo Espinel Riveros (*)

 

El empleo no solamente cubre dos necesidades básicas: estar ocupado y ganar dinero, este último para cambiarlo por bienes y servicios que son necesarios para vivir y bienestar, y adicionalmente es indispensable para que el círculo económico del capitalismo se dé.

Cuando a los empleados les consignan el salario, estos pagan sus deudas: en la tienda, la tarjeta de crédito, el servicio de celular,  el arriendo, la luz etc., etc. Por cada pago efectuado, este a su vez se distribuye entre las diferentes personas o empresas que prestan el servicio, por ejemplo: cuando se paga la electricidad a una compañía y esta recauda todos los dineros que pagan los usuarios, y con estos dineros pagan salarios, gasolina y reparación de los carros, entonces a su vez el taller que repara no solamente los carros de la electrificadora sino también otros vehículos, suma los dineros que le pagan y cubre los salarios de sus colaboradores y así en  toda la cadena de suministro de bienes y servicios.

La condición básica para que esta cadena funcione, es que las personas tengan dineros para pagar estos bienes y servicios. Si la población no tiene dinero, se da el fenómeno al revés, no tienen con que comprar vestuario, pagar colegios, comprar vehículos, y esto a su vez crea desempleo en estas áreas, como consecuencia esta condición lleva a una depresión económica más o menos importante en un país.

El elemento alarmante y relacionado con este círculo del capitalismo y que está pasando en el mundo, son los sistemas con su inmensa capacidad de memoria y su rapidez, estos aplicados por ejemplo al servicio bancario, están reemplazando los puestos de trabajo en las cajas, puestos de informadoras  etc., etc., en dos o tres años todos los servicios de estas entidades serán prestados a través del teléfono.

En el momento actual los cajeros automáticos aceptan consignaciones, y como es corriente entregan dinero, los abogados revisan sus procesos en el computador sin tener que ocupar a los empleados del juzgado, los robots están fabricando carros,  los teléfonos celulares acabaron con las operadoras telefónicas en los hoteles y con Telecom.

Entonces en el momento en que los sistemas manejen una gran parte de la economía, también implica que a los empleados que reemplazaron, ya no les llega salario. Este fenómeno de reemplazo de empleado por máquinas, se está dando en todo el mundo y se comienza a ver el freno económico al sistema capitalista, en el sentido de disminuir significativamente la demanda en bienes y servicios por falta de ingresos a las personas, afectando, por ejemplo, las empresas que están en capacidad de producir más barato por que utilizan maquinas en lugar de empleados, pero estos a su vez no tienen capacidad de compra, ya que fueron reemplazados por maquinas.

Se argumenta que en la transición de la producción de artesanos, a la estandarización con la que fue posible hacer la Revolución Industrial, los empleos que se perdieron al cambiar este sistema, se recuperaron en otras áreas, por ejemplo con la llegada de la luz eléctrica, se acabaron las fábricas de velas, con la llegada de los vehículos impulsados por gasolina, se disminuyó en un porcentaje bastante alto, la utilización de caballos y de coches de tiro; pero los empleos que se perdieron se ganaron en las fábricas de automóviles, en la producción, mantenimiento y reparación del sistema eléctrico, etc., etc.

El  problema con la inteligencia artificial es que suprime empleo, pero no crea los suficientes empleos nuevos para reemplazar a los empleos perdidos, y como hablamos anteriormente, tiene que ver con la producción de riqueza y bienestar. Si no hay dinero no se puede comprar nada, y el circulo económico deja de funcionar.

¿Cuál es la solución? En lo que he leído sobre el asunto no la hay. En los ensayos que se han hecho de regalarle dinero a la gente para que el ciclo no se frene, se crea un problema porque no existe el desafío del día a día para alcanzar un objetivo, el hecho de estar ocupado en algo útil es una necesidad, de lo contrario vienen las neurosis, las crisis de personalidad, los problemas sociales.

La ocupación y el hacer algo útil, es un elemento indispensable para el bienestar de los individuos y de la sociedad, y unido esto a la pobreza se crea un explosivo coctel social. Que Dios nos ampare.

(*) Especialista en oficios varios.

 

Ecopetrol apoyó en Villavicencio la Semana sobre el Cambio Climático

Villavicencio: Pilas con el trago adulterado