Maduro y Uribe es lo mismo

|   Opinion

Por: Víctor Julio García Rodríguez (*)

 

Cada vez que escucho hablar al dictador, Nicolás Maduro, los asocio con Álvaro Uribe, con la gran diferencia que el primero representa los intereses de la rosca de la izquierda dueños del petróleo y grandes empresas de Venezuela, y el segundo con la rosca de la ultraderecha, dueños del más del 80% de las tierras productivas y de las 200 empresas más grandes en Colombia.

Maduro alineó y alineó al pueblo ignorante de Venezuela, que la Revolución Bolivariana, es la solución para el real progreso del pueblo venezolano y que Colombia es su enemigo, aliado del imperialismo yanqui, que esta amangualado con los gringos para invadir a Venezuela y adueñarse del petróleo.

Uribe por su parte, también alineó y alineó a muchos caídos del zarzo, que el Castrochavismo y los terroristas de la guerrilla se va a tomar el poder, que van expropiar tierras, casas y que el Socialismo es el generador de pobreza y miseria; es decir, ambos han creado un enemigo, una amenaza, el miedo, para defender sus ideas fascistas y seguir perpetuándose en el poder, estrategias propias de dictadores de la derecha o izquierda.

El régimen de Maduro, modificó la Constitución Política a su antojo, acabó con la lista preferente, dejó sin opción a los partidos políticos de oposición, acabó con las altas cortes y creó un Tribunal Supremo, que es manipulado por los militares y Maduro, para generar impunidad a los amigos de la revolución.

Aquí en Colombia, el títere de Uribe, presentó una serie de reformas a la Constitución Política y de leyes, para implementar el mismo modelo político administrativo del dictador Maduro, es decir, tener un Congreso y jueces de bolsillo. Todo esto evidencia, que vamos para un régimen Castrochavista, sin que los de la izquierda se hayan tomado el poder.

Maduro le dice a sus idólatras que los venezolanos que han salido de ese país, salen con las maletas llenas de dólares, que lo hacen por hobby para desprestigiar la Revolución Bolivariana, y que las autoridades colombianas bajan a los venezolanos de los buses y los ponen a marchar por las carreteras, para filmarlos, fotografiarlos y desprestigiar el Gobierno de Venezuela; por su parte Uribe dice, que los miles de colombianos profesionales que han salido de Colombia por no encontrar trabajo, lo hacen por hobby y que en su mayoría son gente pudiente.

Para Maduro, todo el que reclama o protesta por sus libertades y derechos, es un aliado del imperialismo norteamericano; para Uribe, las personas que velan por los derechos humanos o defienden los intereses del pueblo, reclaman sus tierras robadas a punta de pistola, son guerrilleros, terroristas aliados del Castrochavismo.

El régimen sanguinario del dictador Maduro, ha asesinado a miles de venezolanos que protestaban en las calles reclamando una verdadera democracia, elecciones libres, o en el peor de los casos fueron asesinados por los paramilitares o colectivos que el régimen utiliza para matar a puñaladas a los opositores de bajo perfil y los hacen pasar como asesinados en atracos callejeros; aquí en Colombia, para Uribe, los muertos de los falsos positivos, son buenos muertos y los que mueren por defender causas comunes, murieron por líos de faldas.

En Venezuela, los opositores pesados son encarcelados por delitos como conspiración, traición u odio a la revolución; en Colombia, son asesinados por paramilitares, y ante la opinión pública, los presentan como personas que tenían problemas personales.

En Venezuela, no se consigue alimentos porque la dictadura acabó con las grandes empresas que generaban empleo, crecimiento y desarrollo económico, y la mayor parte del pueblo aguanta hambre, porque no tienen el carné de la patria, que los identifiquen como seguidores de la revolución, es decir, el pueblo lo manipulan para que se conviertan en socialistas y son sometidos al régimen a cambio de alimentos; en Colombia, sí se consiguen alimentos, pero cerca de 3 millones de personas que viven en miseria absoluta, no tienen como comprarlos y más de 13 millones de personas que sobreviven con un salario mínimo, la base de su alimentación son los carbohidratos, como arroz, pastas, papa, agua panela, pan, lo cual los ubica en situación como a los venezolanos, es decir, están subalimentados o desnutridos.

En Venezuela, muchos niños mueren por desnutrición, debido a los problemas de corrupción, ya que nos consiguen alimentos, medicinas porque los bandidos de la rosca Chavista se roban la plata de la salud, alimentación y muchos venezolanos cada día llegan a Colombia  en busca de mejores oportunidades; en Colombia sucede exactamente igual, ya que los ladrones de cuello blanco se roban los recursos de la salud, educación, la  alimentación para los niños y ante el déficit presupuestal optan por incrementar los impuestos.

Como vemos, no hay mucha diferencias entre Maduro y Uribe, ambos son dictadores, Maduro ostenta el poder en Venezuela y en Colombia, Uribe, es el real presidente de Colombia y Duque su firmón; ambos se han tomado las elecciones, desprestigian a su opositores catalogándolos como traidores a la patria, aliados de la guerrilla, es decir, engañan al pueblo con falsos enemigos y miedos, para seguir perpetuándose en el poder.

Conclusión, ambos son una pandemia para América Latina, enemigos de la democracia de los pueblos americanos, algo así como el SIDA y el cáncer; ambos son violadores de derechos humanos, denunciados ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad, Maduro, tiene 200 denuncias y Uribe, 288.

Coletilla. La persona que no estudia, lee e investiga y cree todo lo que le dicen, lo más probable es que resulte idolatrando a Maduro o Uribe. Que desgracia.

(*) Profesor de derecho público y periodista independiente.

Llegó la dotación escolar para los niños en Guamal (Meta)

Villavicencio: Pilas con el trago adulterado