Sin corrupción debe ser el nuevo rumbo de la Cámara de Comercio de Villavicencio

Created by Prensa | Movimiento Comerciante Vital | |   Noticias

 

La Cámara de Comercio de Villavicencio (CCV) continúa generando noticias que no son de buen recibo de los comerciantes, debido a los problemas financieros, por altos gastos de administración representados por la contratación de personal, excesivos honorarios, bajo flujo de efectivo y viajes pagados a directivos que no dieron beneficios a la entidad.

La iliquidez acumuló obligaciones pendientes por pagar a los proveedores, por eso este 2018 la Revisoría Fiscal de la entidad gremial llamó la atención a la administración de la CCV, diciéndoles que esa situación era el resultado de la falta de control y planeación financiera por la Presidencia Ejecutiva y la Junta Directiva.

Es el producto de una inadecuada gestión en el control presupuestal y una deficiente planeación financiera por parte de los administradores de la entidad”. (Informe de Revisoría Fiscal CCVRF-005-2017)

César Díaz Medina, ex directivo de la Cámara de Comercio y actual aspirante a volver a la directiva de la agremiación, recordó la relación de la palabra democracia, la palabra compromiso, y su relación con la corrupción.

Todos los comerciantes y periodistas reconocen la corrupción como el mayor problema que tiene nuestra sociedad pero todos votan amparados en lo que llaman un compromiso «es que me comprometí con la gobernadora, con el alcalde, con la senadora, con el diputado, con el director de Cofrem, con el director de Idermeta, etc.», olvidando que el compromiso es con Dios, con la patria, con la región, con la moral, con la ética y en contra de la corrupción”.

Díaz Medina representa al movimiento cívico Comerciante Vital, que buscan impulsar el desarrollo de la Orinoquia, contribuir a mejores prácticas empresariales y participar en todos los espacios donde se delibere en favor de los comerciantes.

Ecopetrol apoyó en Villavicencio la Semana sobre el Cambio Climático

Villavicencio: Pilas con el trago adulterado