La política como actividad y los políticos como personas

|   Opinion

Por: Jaime Eduardo Espinel Riveros (*)

 

La política hace parte de un país como una esencia vital de la democracia. Sin la política y sus diversas formas “elásticas”, un país sería el reino de unos tecnócratas que no tendrían la habilidad para humanizar las diferentes y variadas decisiones que se toman para su funcionamiento.

Técnicamente imponerle el IVA a la canasta familiar puede ser un elemento aceptable dentro de una ortodoxia económica, pero no es aceptable desde el punto de vista político, porque afecta una gran población que a duras penas tiene como comprar un mini mercado.

Esta elasticidad también se crea en las diferentes instituciones democráticas como el congreso, las asambleas y los concejos, para dar cabida a la infinita gama de posiciones políticas, de intereses regionales, e ideologías políticas.

El aspecto humano se expresa en las pasiones propias de las personas que componen estas instituciones y van en dos partes, la primera: La idea de que “como nada nos cuesta, hagámoslo fiesta”, con sus secuelas de corrupción, clientelismo, etc., etc. La segunda: Con aquellas características propias de las personas y que no son malas en sí: el egoísmo, la autosuficiencia, la manipulación etc., etc.

Digo que no son malas en sí, porque sin estos elementos se carecería de la suficiente energía para hacerle frente a la dura tarea de una campaña: 18 horas de trabajo continuo, alimentación deficiente y a deshoras, falsedad y aprovechamiento de las personas que los rodean, las zancadillas de los contrincantes, la traición de amigos y la incapacidad de los candidatos para discernir entre lealtad y oportunismo, más las angustias de la consecución de dinero para cubrir los costos de esta empresa.

Lo ideal sería que entre la política, como proceso democrático y las pasiones propias que debe tener el político, se lograran elementos éticos y de comportamiento que sirvieran como herramientas de conciliación para resolver los conflictos propios que nacen en la competencia por llegar a un cargo que tiene muchos aspirantes.

(*) Especialista en oficios varios.

Niños aprenden música en Meta gracias a Ecopetrol