Skip to main content

Mala noticia la liquidación de Bioenergy en Puerto López (Meta)

Opinión | Clara Leticia Serrano Castillo

 

Para el departamento del Meta, para la región de la Orinoquia y para el país en general, la liquidación de Bioenergy es una muy mala noticia. En el municipio de Puerto López la empresa genera 800 empleos, lo cual significa que estas personas quedarán cesantes, con las consecuencias sociales tan complicadas que esto conlleva.

El cierre significa la pérdida para los agricultores productores de caña, que es la materia prima para la producción de etanol en esta planta, considerada uno de los mayores complejos agroindustriales del país.

Igualmente afecta a toda la cadena de proveedores de la empresa, desde transportadores, talleres de reparación y mantenimiento de maquinaria, alimentación, insumos agropecuarios, en fin, un caos económico y por lo tanto también social.

¿Qué pasó?

Una mezcla de factores llevaron a este doloroso desenlace. Dificultades desde el comienzo con Isolux, empresa española escogida para la construcción de la planta, la cual tuvo tantos inconvenientes e incumplimientos, que incluso Bioenergy se vio obligada a realizar pagos de salarios y deudas a proveedores de Isolux.

Estos retrasos llevaron a que la construcción se demorara mucho más de lo planteado, y que el costo de la construcción fuera casi tres veces más de lo presupuestado. De ahí vino la demora en comenzar la producción de etanol, afectando a los proveedores de la caña, y sus cultivos, con los consiguientes retrasos de producción.

Cuando estaba produciendo y debía comenzar a vender etanol, las políticas del Gobierno Nacional en relación a la importación de etanol subsidiado desde de Estados Unidos, fueron el golpe más grande para Bioenergy.

El precio al que llega el etanol de Estados Unidos a Colombia, es el mismo del costo de producción aquí, lo cual quiere decir que vender es perder dinero.

El accionista más grande de Bioenergy es Ecopetrol, lo que significa que todos los colombianos somos dueños de esta empresa, por lo tanto la empresa merece una operación de salvamento urgente, que impida su liquidación y más bien le permita salir adelante de esta coyuntura, pues es un símbolo del potencial de la Orinoquia como región productora y transformadora.

Siempre se dice que la Orinoquia es la despensa del país, y que podríamos ser también despensa para el mundo, pero esta liquidación puede afectar negativamente decisiones de inversión en nuevos proyectos para la región, lo cual sería muy grave para el futuro.

Solicitamos a todos los que tienen poder de decisión en este tema, esforzarse para encontrar una solución de beneficio general.

¡No podemos permitir la liquidación de Bioenergy!

(*) Directora ejecutiva | Asociación Empresarial para el Desarrollo de la Orinoquia.