Skip to main content

Moreno, Naranjo y Vargas pendientes, ÍAS crucifiquen a Fajardo y Petro

#OPINIÓN - Por Jorge Enrique Cubillos Caicedo (*)

Luis Alberto Moreno, Óscar Naranjo y Germán Vargas Lleras están pendientes que la Procuraduría, Contraloría y Fiscalía consumen algunos de los procesos que tienen abiertos contra Sergio Fajardo y Gustavo Petro. Tienen el gravísimo problema de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya se pronunció cuando el procurador Ordóñez le aplicó sanción de destitución a Petro fungiendo como alcalde de Bogotá y ahora se le suma sobre este particular lo plasmado en el nuevo Código Electoral colombiano al establecerse:

Que no será posible revocar la inscripción de una candidatura por sanciones de carácter administrativo o disciplinario impuestas a funcionarios elegidos por voto popular. Sólo les queda presionar y rezar para que la Fiscalía acelere dichos casos y los vuelva punibles añorando que futuras decisiones judiciales procedan de forma prematura y que finalmente como zancadillas se cumpla la profecía de Néstor Humberto Martínez de que “sus fotos difícilmente estarán en el tarjetón”.

Si hay alguien que le compite a Moreno, Naranjo y Vargas de ser mimado, consentido y de permitírsele escalar y ostentar todos los cargos en los diferentes gobiernos en casi tres décadas, es Néstor Humberto Martínez. Eso no es de extrañar. A través de toda nuestra vida republicana han puesto al pueblo o al populacho como ellos lo denominan a pelear por colores y banderas partidistas cuando TODOS son realmente lo mismo. El que diga Uribe, será uno más de los exponentes de esa rancia camarilla burocrática así sean unos más noveles.

Duque eximio por su juventud vivió más de 14 años en Washington. Antes de estar en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue investigador de la Fundación Buen Gobierno, asesor para asuntos técnicos y programáticos del Partido Liberal, asesor del ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos cuando Pastrana era presidente, y de ahí sale como segundo abordo en la representación colombiana ante el BID.

Eso no es nada. El que parte como primera opción para ganar el proceso interno en el Centro Democrático fuera de ser el más veterano es el que más cargos ha desempeñado.

Carlos Holmes Trujillo, ciertamente arranca con ventaja pero tiene en Martha Lucía Ramírez competencia. La firma constructora de su esposo creció exponencialmente de la mano de “Memo Fantasma”. La gran constructora “Amarilo” de la familia de Luis Alberto Moreno, podría ser desplazada como Martha Lucía desplazó al expresidente del BID como opción pastrano-uribista a la Presidencia. De lo que pase con el escándalo de Guillermo León Acevedo y la sociedad constructora Hitos Urbanos dependerá el protagonismo o no de Luis Alberto Moreno.

Vargas Lleras tiene en Alejandro Char el talón de Aquiles. En Cambio Radical no hay campo para los dos. Germán Vargas, antes soberbio y arrogante ahora tratándose de congraciar con la opinión como columnista de El Tiempo. ¿Qué acordarán entre Germán, Fuad y Álvaro Uribe?

Del general Naranjo, hay que esperar que puede hacer María Isabel Rueda la impulsora de dicha precandidatura desde la Revista Semana, pues renunció a la W Radio. El ocaso del uribismo comenzará en 2022 sea Tomás Uribe candidato o no a la Presidencia o al Senado.

El Centro Democrático no sacará los 19 senadores y la FARC no superará los 55.587 votos. Fajardo y Petro serán a pesar de todo nuevamente candidatos. Qué tristeza: César Gaviria, abrogará nuevamente del legado dejado por Turbay y Galán que denomino “Llave de Gracia” (Click acá).

(*) Magíster en Estudios Políticos, Universidad Javeriana. cubilloscaicedo@hotmail.com

En Twitter: @CubillosJorge

Entrevistas y reportajes