Ciudadanos y dueños de parqueaderos piden volver a implementar las zonas azules

Varios ciudadanos y dueños de parqueaderos hacen un llamado para que la administración municipal vuelva a reactivar las zonas azules, con el fin de disminuir el desorden que generan los vehículos mal parqueados en las calles y parques de Villavicencio.

«Cuando existía un cobro, había un poquito más de orden porque había quien la rigiera, pero hoy en día es el que llegue más temprano va cogiendo la zona de permitido parqueo, como se quieran cuadrar, se atraviesan, forman desorden y nadie los controla, entonces sí hace falta que vuelvan a implementarla», señaló Iván Fernando Gutiérrez Tovar, administrador del parqueadero central El Cóndor.

Iván Fernando también señaló que, si bien es cierto, se deberían de utilizar los establecimientos que prestan este servicio, hay momentos en los que no dan abasto, por lo que las antiguas zonas azules eran una buena opción para que los ciudadanos pudiesen parquear.

Después de que se terminó el contrato con la firma que se llevaba el 80% de las ganancias recogidas en estos puntos, los conductores de motos y carros, al ver que no hay nadie que controle el recaudo, se ubican en ambos costados de las calles donde ahora están las zonas para todos.

«Como ahora no hay una tarifa fija, no quieren utilizar los parqueaderos y prefieren dejar las motocicletas prácticamente tiradas e incluso fuera de las líneas de lo que corresponde a las ZPP, entonces esa también es una lucha de los agentes de transito y los reguladores para que ellos no lo hagan, pero en la ausencia de ellos, la gente no presta atención a lo que uno les dice, de que no dejen ahí, que así no es», puntualizó José Dilches, regulador “ilegal” de las ZPP.

Desde julio de este año, cuando la administración municipal finalizó el contrato de más de 7 años con un operador privado, las ZPP volvieron a ser del municipio, quedando desde esa fecha como espacios para parquear libremente sin ningún costo.

Recién se tomó esta decisión, el alcalde Felipe Harman aseguró que presentaría un proyecto para que el gobierno local fuese quien administrara estos espacios. Sin embargo, hasta el día de hoy, no se conoce que pasará con las ZPP, situación que preocupa a los comerciantes, dueños de parqueaderos, extrabajadores de la zonas azules y ciudadanos que piden el regreso de este cobro para, no solo mejorar la movilidad, sino también la economía que se ha visto afectada por los vehículos que parquean todo el día sin pagar, ocupando el lugar que podría ser utilizado por las personas que llegan al centro a comprar.

Adicionalmente, el municipio estaría dejando de ganar en promedio $200 mil millones mensuales que recibía de las zonas azules, que en el tiempo en el que estuvieron funcionando, recogieron $23.560.748.350 millones; dinero que podría estar ingresando a las arcas para invertirse en obras y proyectos para Villavicencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.