En 2022 el servicio de agua en la ciudad podría a subir a 23 horas 45 minutos

De un servicio de agua que llegaba en promedio de 3 a 4 horas en Villavicencio, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado -EAAV- pasó en 2021 a garantizar el líquido en las casas durante 23 horas, tiempo que en 2022 esperan que se eleve a 23 horas 45 minutos.

«Esa es la garantía que queremos darle a la ciudadania, decirles que venimos trabajando desde ya. En este momento estamos haciendo obras y operaciones en la línea de captación de quebrada la Honda; en esos 17 kilómetros venimos haciendo el mantenimiento y tenemos un plan de trabajo que nos va a garantizar que para el próximo invierno vamos a tener una línea estable, vamos a poder contar con una garantía del servicio de agua para cada uno de los usuarios», señaló Efraín Mojica, gerente general de la EAAV.

Durante la época de verano que se acerca en la región, la Empresa aprovecharía el clima para realizar jornadas de mantenimiento en los pozos y líneas de la ciudad, con el fin de que al llegar nuevamente la época de invierno, se pueda mantener de manera constante el servicio sin que haya una suspensión de días o semanas, como los que tenían que aguantar los ciudadanos en años anteriores.

«Esta época es para nosotros poder hacer las obras porque en invierno trabajar es muy difícil. Ahorita aprovechamos que los caudales están bajos, que los ríos se pueden cruzar y de esa forma podemos hacer todas las obras de mitigación y mantenimiento que nos permita soportar el invierno; por eso en este momento tenemos maquinaria, tenemos tubería, estamos haciendo las reparaciones, de tal forma que podamos seguir enterrando tubería que es básicamente el éxito que hemos tenido», agregó.

Adicional a la tubería nueva que es instalada, durante el verano, los operarios de la EAAV vuelven a enterrar la tubería que por el invierno y las crecientes de los ríos queda descubierta, con el fin de que cuando vuelva esta época, estas estructuras no se vean afectadas.

Las labores que se vienen adelantando se hacen el los puntos de la quebrada La Honda, hacia la planta de tratamiento de agua potable La Esmeralda, Sector Castillo y Carlos Julio, que son los sitios más críticos en los que se presenta mayor inestabilidad geológica en la montaña, por lo que tiene una alta cifra de derrumbes que pueden afectar la continuidad del servicio del agua de no realizarse estas jornadas preventivas.

«Trabajamos permanentemente sobre los puntos críticos, los estamos monitoreando, los estamos evaluando y en este verano obviamente estamos haciendo las obras respectivas, por lo que cabe la pena resaltar -para la tranquilidad de todos-, que no vamos a parar; trabajaremos en esa línea que vigilamos 24/7 para garantizar el suministro», aseveró Mojica.

El propósito de aumentar el tiempo en el que llega el líquido a cada una de las casas de la ciudad, según explicó el gerente general de la EAAV, se alcanzaría el otro año gracias al compromiso y la dedicación de los funcionarios de la entidad, quienes han sido una pieza importante en estas obras.

Igualmente, en 2021, la EAAV logró la modernización de la Planta de Tratamiento La Esmeralda, con la que se espera mejorar la calidad del agua y así mismo, por primera vez en su historia, la entidad hizo entrega de 1.000 millones de pesos de ganancias al municipio tras reducir costos de operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.