La cara gris del hospital de Villavicencio después del incendio.

Disminución del 50% de la capacidad UCI del hospital departamental obligó a que se decretara toque de queda.

Tras presentarse un incendio al interior de las instalaciones del Hospital departamental de Villavicencio (HDV) que afectó la capacidad de las unidades de cuidado intensivo, la administración municipal decretó toque de queda para los próximos 3 días.

“La alerta roja y el toque de queda está más orientado a evitar que colapse la capacidad hospitalaria de nuestra ciudad; No tenemos espacio para un accidente de transito, no tenemos espacio para una riña, así que le pedimos toda la colaboración puntual a los ciudadanos”, afirmó el alcalde Felipe Harman.

La emergencia que dejó un deficit de 100 camas, obligó a las autoridades a decretar la alerta roja y prohibir, de manera preventiva, la atención de urgencias en esta institución.

Desde este domingo y hasta la madrugada del jueves, habrá toque de queda y ley seca en toda la ciudad de 10:00 p.m a 5:00 a.m

En el hecho, falleció un menor de edad, 259 pacientes fueron movidos a zonas de expansión, 49 de mayor complejidad fueron trasladados a otros centros médicos, además cerraron los servicios de consulta externa y urgencias en el hospital.

En una primera hipótesis, el cuerpo de bomberos señala que el incendio en la la unidad de cuidados intensivos del hospital departamental se dio, al parecer, por un corto circuito en uno de los equipos biomédicos.

Los organismos de socorro que trabajaron toda la noche para establecer lo ocurrido, retiraron todos los equipos de la UCI para verificar su estado, por lo que estos servicios quedaron suspendidos hasta que se descarte el riesgo eléctrico.

La emergencia ocurrió este domingo 12 de septiembre sobre la 6:37 p.m en la sala covid para adultos y dejó como saldo 27 camas UCI y 10 camas UCI pedriáticas deshabilitadas.

Por la situación,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *