Las reformas son el cambio, la tributaria ya arrancó

Por: Irina Salas

Una reforma tributaria con opinión y cuyo fin es cerrar brechas sociales y de desigualdad fue el resultado de 3 meses de discusión, lo cuál demuestra que construir un mejor país con diálogos y consenso, es posible.

Así es, la reforma tributaria para la equidad y justicia social ha sido aprobada y su aplicación entra en vigencia a partir del 1 de enero de 2023, es una reforma tributaria cuyo fin es cerrar brechas sociales y de desigualdad, es una reforma que hace justicia, ataca la evasión, la corrupción y lo más importante, garantiza la sostenibilidad de programas de vivienda, infraestructura, educación, protección al medio ambiente y no menos importante subsidios a madres cabeza de familia, entre muchos otros.

Este gobierno ha demostrado que, el respeto, la dignidad humana y la solidaridad son principios para fungir como estado y que el interés general debe primar sobre la minoría o sobre el particular.

Son muchos los cambios que la reforma tributaria trae, pero fundamentados en principios y justicia social, en eliminar beneficios para los grandes bolsillos que siempre han sido respaldados por el poder, y que requieren de equidad para cumplir con las funciones del estado, estos son algunos de los cambios mas importantes:

  • Impuesto al patrimonio: Un gravamen que no es nuevo, sólo que ahora es de carácter permanente a diferencia de las anteriores versiones que lo incorporaban de manera transitoria, gravando patrimonios líquidos superiores a 72.000 UVT ($2.700 millones aproximadamente) los cuales serán gravados hasta en un 1,5%.
  • Impuesto sobre la renta para personas naturales: Aunque no aumentó impuestos a las personas naturales, limitó rentas exentas y deducciones a personas naturales con grandes ingresos mensuales. No afecta los ingresos de personas que tengan ingresos mensuales inferiores a $10 millones sólo afecta a los mas adinerados.
  • Impuesto para las personas jurídicas: Solo se dará en empresas financieras que han tenido enormes utilidades durante los últimos años, deberán cancelar una sobretasa de hasta un 5%. Además, elimina la posibilidad de tomar como deducciones pagos por afiliaciones a clubes y otros gastos exclusivos de lujos y recreación para los miembros de las empresas y que en nada contribuyen a la sociedad en general.
  • Impuestos saludables: Gravar con impuestos a las bebidas ultra procesadas y azucaradas es considerado un “ganar, ganar, ganar” para la Organización Panamericana de la Salud, pues bien, reducen el consumo de productos no saludables; generan ingresos fiscales inmediatos adicionales; y a largo plazo, tienen el potencial de reducir los costos de atención médica y aumentar la productividad laboral. Ya se ha demostrado por medio de otras economías que gravar impuesto a estos productos no saludables no afecta la economía ni de las grandes empresas ni mucho menos de pequeños tenderos, pues el mercado cambia sus hábitos de consumo donde el productor reduce niveles de azúcar con el fin de reducir costos fiscales y sostener sus ingresos mercantiles. Mientras que el consumidor acepta productos sustitutos mas económicos y más saludables.

Esto es un esfuerzo más de cumplir con la constitución política de Colombia en especial lo señalado en el artículo 49 “La atención de la salud y el saneamiento ambiental son servicios públicos a cargo del Estado. Se garantiza a todas las personas el acceso a los servicios de promoción, protección y recuperación de la salud”

  • Saneamiento fiscal en periodicidad de IVA: ¿Y que pasó con los contadores públicos? La propuesta como el saneamiento de los errores por periodicidad del IVA fueron incluidos en esta reforma, aliviando no sólo a contribuyentes sino escuchando a este gran gremio.

Estas son algunas de las razones por las cuales la politiquería de siempre se ha opuesto a una reforma tributaria, porque golpea sus bolsillos, porque quita sus beneficios, porque estropea sus planes y porque quieren defender a los grandes no a su pueblo. Aún, cuando ha sido la reforma más discutida y consensuada en décadas Entonces, ¿a quién le da terror la reforma? ¿A quienes por años han sido privilegiados con los beneficios tributarios?

Aquí nace la verdadera equidad y justicia social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *