Monseñor Urbina y su vicario a declarar por casos de abuso sexual en Villavicencio

Monseñor Óscar Urbina, arzobispo de Villavicencio y su vicario, William Prieto, tendrán que asistir a la Fiscalía el próximo 23 de noviembre para dar su declaración en el caso de las investigaciones contra sacerdotes que habrían violentado sexualmente durante años a una misma persona en la ciudad.

El ente investigador hizo el llamado a los dos representantes de la iglesia porque, al parecer, estos habrían recibido las denuncia contra estos sacerdotes y no hicieron nada para evitar el abuso sexual que se perpetuó durante años.

Mientras la Fiscalía General adelanta las investigaciones del caso, la iglesia pasó la información y los detalles a Congregación de la Doctrina de la Fe, que es la instancia encargada de asumir la investigación y sanciones a los que diera lugar.

Este proceso se adelanta desde abril de 2020, cuando la Arquidiócesis de Villavicencio confirmó que inició un proceso de investigación preliminar y además suspendió del ejercicio del ministerio sacerdotal a los sacerdotes implicados.

Son 19 sacerdotes de Villavicencio y otros municipios del Meta los señalados de cometer estos delitos que se dieron hace 10 años, cuando la víctima era menor de edad. Esta persona habría recibido de parte de la institución religiosa, asesoría y acompañamiento
psico-espiritual para que pudiera presentar las denuncias respectivas.

En junio de 2020, la iglesia católica de Villavicencio aceptó las denuncias sobre cinco sacerdotes; tres de ellos ya contaban con una medida de suspensión cautelar de su ministerio sacerdotal y los otros dos ya fallecieron.

De acuerdo con información extraoficial, estos casos de abusos sexuales dentro de la iglesia estarían relacionados con una red de abusadores de menores, en la cual no solo estarían vinculados sacerdotes, sino personas cercanas a la iglesia como dirigentes cívicos, entre otros.

Estas denuncias de pederastia dentro de la iglesia han llamado la atención del mismo Papa Francisco, quien afirmó el año pasado que sigue de cerca el desarrollo de estas investigaciones en Colombia, así mismo, en otros países como Francia, ha hecho que la la iglesia anuncie que venderá parte de sus bienes e incluso recurrirán a préstamos para indemnizar a las víctimas de este flagelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.