¿Qué pasó con el otro hospital que iba a construir la Gobernación del Meta?

El nuevo hospital que fue proyectado por Dario Vásquez, tenía una inversión cercana a los 70 mil millones de pesos. Hoy, el proyecto de la torre que piensan construir cerca al actual Hospital Departamental de Villavicencio, costaría más de 100 mil millones. ??#ElMetaSinHospital

La Gobernación del Meta ya habría adquirido el lote para la construcción de una torre moderna que cumpla con los estándares de calidad, en la que las actuales instalaciones del Hospital Departamental de Villavicencio (HDV) se queda corto.

«Ya estamos en trámite con el Ministerio de Salud para iniciar el proceso contractual para la nueva torre», aseguró el gobernador Juan Guillermo Zuluaga, que desde hace un año y medio inició el proceso de la compra del edificio en el que estaba ubicado el DAS y Migración Colombia.

Dicha adquisición se habría hecho con la orientación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SINDES), quienes descartaron la propuesta inicial de trasladar el Hospital a la vía Catama en un lote que ya era propiedad del departamento y en el que ahora se adelantará un proyecto de vivienda, según explicó el gobernador.

Sin embargo, el diputado Henry Ladino aseveró que este predio nunca se compró debido a un problema legal que se presentaba por la aparición de unos posibles herederos que no tenían relación con la persona que estaba haciendo la negociación con la administración departamental.

Dicho proyecto, relató, duró el gobierno de Dario Vasquez, Alan Jara y medio de Marcela Amaya, quien finalmente cerró el negocio por la falta de legitividad, regresando $70.000 millones de pesos que fueron utilizados para cumplir con su plan de desarrollo.

Ahora, en el mandato de Juan Guillermo Zuluaga, este utilizó sus influencias para que el Gobierno nacional le cediera en las últimas semanas el terreno, cerca al hospital en el que se haría la obra.

«Ese terreno es propio, es apto, es idóneo, es central, está ubicado en el barrio Andaluz, no sacamos al hospital del Barzal, es decir, en ese espacio es más que suficiente para construir un hospital», explicó Rodolfo Mariño, presidente de SINDES.

Por su parte, Henry Ladino le permitió a las oficinas del DNP reubicarse en un construcción familiar, con el beneficio de 6 meses sin pagar arriendo para que desocuparan el edificio y así, la Gobernación pudiera agilizar la construcción.

No obstante, esta no se ha empezado a hacer porque el gobierno departamental no ha entregado el proyecto –que está contemplado en el plan de desarrollo– para que los asambleístas lo aprueben.

“Eso da para construir una torre de 10-12 pisos donde haya un hospital realmente digno, merecedor para un pueblo sufrido, olvidado como lo ha sido la amazorinoquia colombiana; un hospital para los enfermos con todas las unidades de cancerología, pediatría, gerontología, ortopedia y todas esas que se necesitan, en un solo sitio para no tener que estar transitando a los pacientes a otras ciudades”, señaló Ladino.

El Meta tendría una capacidad de endeudamiento de 170 mil millones de pesos, recursos con los que podría ejecutar este contrato, que se espera que en el segundo semestre de 2021 inicie la construcción para evacuar las áreas del antiguo HDV, que serán adecuadas y mejoradas para adaptarse a las normas de calidad exigidas para este tipo de servicios, modernizando así al centro médico y no dejándolo obsoleto.

El gobernador además aseveró que cuentan con 90.000 millones de pesos guardados para destinarlos a este fin.

La conversación sobre una nueva sede del Hospital Departamental surgió nuevamente luego de que este sufriera grandes daños en la sala UCI por un incendio que destruyó varios equipos, pues solo ha estado en anuncios y gestiones del predio nuevo cerca al viejo hospital.

El HDV atiende a pacientes que llegan de Cundinamarca, Casanare, Arauca, Guaviare y otras partes del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.