Se inauguró en Villavicencio el monumento en homenaje a las víctimas de la Unión Patriótica

Por:  Jennifer García

Las víctimas y familiares del genocidio contra el movimiento político Unión Patriótica (UP) le donaron a Villavicencio el monumento Luceros de Paz, que representa el homenaje a la vida y la oportunidad de transformar un acto doloroso en algo sentido y bonito.

Es una estructura de 2.40 metros de alto por 2 metros de diámetro en acero de alto calibre, ubicada en el parque Flores a la Memoria del Centro de la capital, que contiene alrededor de 200 nombres de los dirigentes políticos asesinados en el Meta.

James Barrero, hijo del asesinado concejal de Villavicencio del mismo nombre y quien hace parte de la organización de derechos humanos por la identidad y la justicia contra el olvido y el silencio (Hijos), aseguró que el monumento es la oportunidad para repensarnos como sociedad, y culminar de una vez con la violencia política en los espacios de decisión y gobernanza en la ciudad y el país, entendiendo que la tolerancia es el pilar fundamental de la democracia.

El monumento erigido en el corazón histórico de Villavicencio es el testimonio vivo del pasado político de la ciudad, y la reparación simbólica para las familias y víctimas que persisten por una sociedad más democrática y en paz.

Al evento de inauguración y entrega asistió la senadora y presidenta de la UP, Aida Avella; virtualmente el también senador, Iván Cepeda, al igual que funcionarios de la Secretaría de Gestión Social y Participación Ciudadana de Villavicencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.